Escúchenos en línea

Expertos urgen al Congreso aprobar reforma migratoria integral

Agencia EFE. Desde Washington. | 19 de Abril de 2007 a las 00:00
Un grupo de expertos afirmó este jueves ante la Cámara de Representantes que la próxima reforma migratoria de EEUU debe tener soluciones humanas y que la de 1986 fue un fracaso en su intento por resolver el problema del creciente flujo de indocumentados al país. El subcomité de Asuntos Migratorios, Ciudadanía y Seguridad Fronteriza del Comité Judicial de la Cámara realizó una audiencia para discutir los efectos, aciertos y fallos de la reforma promulgada por el Congreso en 1986. El panel discutió el costo de la inmigración ilegal, la necesidad de mano de obra inmigrante y su impacto en la economía, así como la aportación de los más de doce millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en el país. Y las conclusiones de los expertos que concurrieron a la audiencia fueron de que la pasada legislación no resolvió nada. "Veinte años después estamos lidiando con el mismo problema", afirmó el representante republicano Steve King (R-Iowa). Más aún, según Stephen Pitti, director del programa de etnicidad, raza e inmigración de la Universidad de Yale, los esfuerzos por reformar las actuales leyes migratorias han fallado gracias a un "limitado entendimiento de las causas de la movilidad humana". Pitti señaló que esos esfuerzos "han sido guiados más por el miedo que por el verdadero interés en abordar -a ambos lados de la frontera- un programa viable que regule los movimientos de la gente". El catedrático indicó que la historia demuestra que las políticas de control fronterizo que dependen exclusivamente de la militarización están condenadas al fracaso y que la criminalización de trabajadores e inmigrantes por su sola condición migratoria será siempre una peligrosa estrategia. "Sin soluciones que reconozcan las necesidades humanas detrás de la inmigración y las relaciones laborales que crean una dependencia en Estados Unidos de trabajadores indocumentados, el ciclo de reformas erradas va a continuar", advirtió. Muzaffar Chishti, director del Instituto de Políticas Migratorias de la Escuela de Derecho de la Universidad de Nueva York, afirmó que cualquier intento por solucionar el problema migratorio debe considerar las dinámicas propias de la globalización. Chishti indicó que la llamada amnistía de 1986 falló porque se limitó a regularizar a la gran mayoría de quienes vivían en el país, sin anticiparse a los efectos de la continua demanda de trabajadores que prima en EEUU. En ese sentido, el experto remarcó el hecho de que la población estadounidense está envejeciendo y los trabajadores que llegan al país serán cada vez más necesarios. "Cada vez tenemos menos y menos trabajadores", dijo Chishti tras señalar la necesidad de crear canales legales que permitan el ingreso de inmigrantes con posibilidades de trabajar en un ambiente que respete sus derechos. Agregó que, en ese sentido, es indispensable crear un programa efectivo de verificación de identidad y fortalecer la cooperación del sector privado. Stephen Legomsky, catedrático de la Universidad Washington, en San Luis, señaló que como resultado del actual sistema "cada día muchos niños estadounidenses son separados de sus padres", afectando con ello los valores familiares inherentes a la tradición estadounidense. "Este es un problema de carácter humanitario, relacionado con los valores familiares que tenemos que solucionar", dijo. Por su parte, Rosemary Jenks, directora de relaciones gubernamentales de NumbersUSA, manifestó su oposición a que se decrete una amnistía para los inmigrantes indocumentados. Aun cuando deban pagar ciertas multas, aprender inglés salir del país para regresar legalmente "si el resultado final es la autorización para trabajar o permanecer en el país, eso es amnistía". "Si enviamos al mundo el mensaje de que eso es posible, los inmigrantes van a continuar viniendo", afirmó Jenks. Es indispensable cambiar el mensaje para detener la inmigración ilegal, indicó. "Lo ideal sería recibir a todos los inmigrantes con los brazos abiertos, pero eso no es posible ni económica ni socialmente", añadió.

Descarga la aplicación

en google play en google play