Escúchenos en línea

Congresista latino optimista con reforma migratoria

Araceli Martínez-Ortega, diario La Opinión. Desde San José, California. | 23 de Abril de 2007 a las 00:00
Por estos días, el nombre del congresista demócrata Luis Gutiérrez despierta pasiones encontradas. Autor de una de las propuestas de reforma migratoria, es optimista sobre su aprobación, pero lamenta la oposición de legisladores de su propio partido Hay quienes bendicen la propuesta de reforma migratoria que él elaboró junto a su colega republicano Jeff Flake. Pero también ha recibido una lluvia de críticas de quienes aseguran que su propuesta es muy restrictiva y no beneficia plenamente a muchos inmigrantes indocumentados. De visita en la ciudad de San José el pasado sábado, Gutiérrez respondió decenas de preguntas en un foro comunal, pero también hizo un espacio para responder a los cuestionamientos de La Opinión sobre el tema ¿Cuáles son las posibilidades reales de que este año se apruebe una reforma migratoria? "Existe un 50% de que se apruebe y un 50% de que no. Es lo más optimista que hemos estado en 14 años. El año pasado, si me hubieran hecho la misma pregunta, tendría que decir que tenía cero posibilidades. Hemos ido de cero a 50%. Pero ahora es bien importante educar al pueblo. Hay muchos conceptos erróneos. La gente tiene una frustración y un coraje que a veces no les permite ver lo justo de la propuesta". ¿Tiene miedo de que esta confusión ponga en peligro su propuesta? "Si temo; siempre hay que temer. El asunto de migración es muy emocional. Es un asunto muy complicado. La verdad es que la Casa Blanca no nos ha ayudado. El gobierno, en vez de responder de una manera positiva a las marchas de 2006 en contra de la propuesta antiinmigrante de Sensenbrenner en el 2005, incrementó las redadas y los agentes de inmigración en otras comunidades. Mi propuesta no es más fácil, pero si es necesaria y si no busco un momento oportuno, va a continuar muriendo gente en la frontera y las redadas. Hay algunos que me dicen que hay que escuchar. Ya hemos escuchado suficiente. Es el momento de actuar". ¿Hay que salir del país para regularizarse a través de su propuesta? "La legislación dice que tú consigues una visa en este país que dura por seis años. A los inmigrantes indocumentados les van a dar una visa por seis años y una vez, no el primer año, van a tener que salir y entrar del país en el mismo día si se quiere. Y esa entrada al país les permitirá procesar su solicitud de residencia permanente". "Quiero ser muy claro: Si nunca hubiéramos discutido el tener que ir y reentrar, la inmensa mayoría de los indocumentados, una vez que se enteran que hay un permiso de viaje, hubieran regresado a su país de origen de visita. Es lo primero que hacemos cuando podemos salir legalmente del país. ¿Cree que se llegará hasta la violencia para que se escuche el clamor de los inmigrantes? ¿Tendrán que pasar por lo que pasaron los afroamericanos? "No hombre. Lo que necesita el Congreso de Estados Unidos es el mismo énfasis que le han dado para exigir que termine la guerra injusta en Irak. El mismo énfasis hay que darles a los indocumentados en este país. Cuando los que están en el poder le quieren dar importancia a algo, lo hacen. La inmigración es tan importante como cualquier otro asunto con que el país brega. Yo entiendo que la gente está buscando la perfección, pero miren, no he visto ninguna legislación perfecta". ¿Quiénes son los demócratas que se oponen a su propuesta de ley y que dice usted que son peores que los republicanos? "No dije que eran peor que los republicanos, sino [que son] tan malos como ellos. Hay más de 30 de ellos que apoyaron y votaron por la propuesta de Sensenbrenner [que pretendía convertir en criminales a los inmigrantes indocumentados]". ¿Puede dar nombres? ¿Son de California? "No tengo la lista conmigo. Y no voy a dar ninguno, aunque lo tuviera". "Pero si 30 de ellos votaron por Sensenbrenner, va a ser muy difícil conseguir que nos apoyen. Somos 264 y perdemos 30, ahora estamos en 234. Algunos tienen miedo, temen porque sus fuerzas antiinmigrantes en sus comunidades son muy fuertes y eficientes". ¿Usted cree que una movilización como la del año pasado podría causar algún impacto esta vez? Creo que en estos meses decisivos, en cada parte del país, nos tenemos que organizar, aunque no sea a nivel nacional. Supimos decirle no a Sensenbrenner. Y tenemos que decirle sí a algo. Si tú le preguntas a alguien ‘por qué te opones a la propuesta de Luis Gutiérrez’, te dicen, ‘porque va a poner más guardias en la frontera". "Sí va a haber más guardias, pero si provees más visas para la reunificación familiar y 400 mil nuevas visas al año para que entren legalmente al país los trabajadores extranjeros que quieran trabajar, no hay razón para temerles a los guardias fronterizos. Los únicos que van a entrar por ahí van a ser los narcos. Y si no acepto los guardias en las fronteras, no tendría el apoyo de los republicanos. Y eso es parte de una negociación. Al final, yo voy a lograr que 12 millones de inmigrantes indocumentados se legalicen".

Descarga la aplicación

en google play en google play