Escúchenos en línea

ACNUR, preocupada por detención de solicitantes de asilo en muchos países

Ginebra. ACNUR. | 26 de Septiembre de 2012 a las 17:00

ACNUR ha hecho públicas este miércoles sus nuevas directrices sobre la detención de solicitantes de asilo. Estas directrices constituyen la política de ACNUR en esta materia y están pensadas para servir de guía a los gobiernos y entidades que participan en la toma de decisiones sobre la detención de personas.

Como principio, ACNUR se opone a la detención de personas que buscan protección internacional. Estas nuevas directrices dejan claro que solicitar asilo no es un acto delictivo y que el derecho internacional prohíbe toda forma indefinida y obligatoria de detención. ACNUR muestra su decepción ante el hecho de que muchos países sigan manteniendo detenidos a solicitantes de asilo, a veces durante largos periodos de tiempo y en malas condiciones, en ocasiones incluso en cárceles junto a delincuentes comunes.

ACNUR está especialmente preocupado por el hecho de que la detención sea una práctica cada vez más común en muchos países.

Nuestra investigación muestra que no se logra impedir la inmigración irregular ni siquiera mediante la utilización de prácticas de detención rigurosas, así como la existencia de alternativas prácticas a la detención. Además, son bien conocidas las consecuencias negativas y a veces peligrosas a nivel físico y psicológico de la detención de solicitantes de asilo.

Las nuevas directrices reflejan la situación actual de la legislación internacional y reemplazan a las publicadas en 1999. A su vez reconocen que el fenómeno de la inmigración irregular, así como de los movimientos mixtos de refugiados e inmigrantes, pueden poner a prueba los sistemas de asilo en muchos países. Esto supone un reto para los gobiernos, algunos de los cuales responden con prácticas y políticas de detención que en ocasiones hacen extensivas a los solicitantes de asilo.

El derecho fundamental a la libertad y la prohibición de la detención arbitraria se aplica a todas las personas con independencia de su condición migratoria o de otra índole.

El derecho a solicitar asilo implica mecanismos de recepción abiertos y con el debido trato humanitario para los solicitantes de asilo. Un estudio reciente sobre alternativas a la detención encargado por ACNUR muestra que con métodos de supervisión basados en la comunidad local, más del 90% de los solicitantes de asilo reúnen los requisitos para su puesta en libertad.

ACNUR pide a los Estados que hagan un mejor uso de las alternativas a la detención. Éstas pueden incluir distintas formas, desde la presentación de informes a la comunidad y mecanismos de supervisión, hasta el alojamiento en centros de acogida designados, siempre y cuando tengan garantizada la libertad de movimiento.

Este tipo de soluciones son aspectos importantes en los regímenes de inmigración y asilo. Las alternativas a la detención son además mucho más efectivas a nivel económico que la detención. ACNUR seguirá llevando a cabo estudios para identificar y promover buenas prácticas en relación a las alternativas a la detención de solicitantes de asilo.

La Agencia de la ONU para los Refugiados sigue completamente comprometida con este asunto tanto a nivel nacional como internacional.

ACNUR quiere destacar que los menores no acompañados no deben sometidos a detención. La Agencia de la ONU para los Refugiados pide a los gobiernos que presten especial atención a los solicitantes de asilo vulnerables, tales como víctimas de torturas o traumas, personas mayores o personas con discapacidad.

En línea con el aumento de los cuerpos de vigilancia e inspección a nivel internacional, regional y nacional, ACNUR hace hincapié en que la detención debería ser objeto de un seguimiento e inspección independientes en el que participe la Agencia de la ONU para los Refugiados.


Descarga la aplicación

en google play en google play