Escúchenos en línea

Incendian campamento de gitanos en Francia

Marsella. PL. | 28 de Septiembre de 2012 a las 12:00

El incendio de un campamento de gitanos en Marsella sacó a la luz este viernes el tema de la situación de esa comunidad en Francia, donde en 2012 fueron expulsados miles de miembros de la llamada etnia romaní.

Medio centenar de habitantes del barrio de Créneaux prendieron fuego anoche a las viviendas improvisadas donde se habían instalado unos 40 roms, como también se les conoce, y los desalojaron, según revela el diario La Provence.

La policía se presentó en el lugar, pero no arrestó a nadie porque no se registró ninguna agresión física, precisó la fuente.

Los residentes atribuyen a los gitanos hechos delictivos cometidos en esa barriada, pero, organizaciones humanitarias, insisten en que a esta comunidad no se le reconocen sus derechos como ciudadanos europeos y en muchos países se les impide trabajar.

Sólo durante los últimos meses miles de romaníes fueron desalojados de campamentos improvisados en distintos departamentos franceses y deportados a Rumania y Bulgaria.

El ministro del Interior Manuel Valls declaró en una reciente visita a Bucarest que su gobierno continuará "con la eliminación de chabolas ilegales y el traslado de los ciudadanos a las fronteras".

La política del gobierno francés fue criticada por cuatro relatores especiales de la ONU, quienes advirtieron que los desalojos forzados no son una respuesta apropiada y deben buscarse soluciones alternativas conformes a los estándares de derechos humanos.

"Los desalojos continúan y amenazan con llevar a familias enteras a situaciones de gran vulnerabilidad", denunciaron en un comunicado los relatores sobre Minorías, Rita Izsák; Inmigrantes, François Crépeu; Alojamiento, Raquel Rolnik, y Racismo, Mutuma Ruteere.

Aunque las autoridades justifican las expulsiones con la poca salubridad en los campamentos, los funcionarios de la ONU advirtieron sobre la necesidad de buscar una solución integral al problema.

"Los gitanos son ciudadanos de la Unión Europea y la minoría más marginada de Europa. Lamentablemente estos actos demuestran que ellos no disfrutan de las mismas libertades de circulación y establecimiento y siguen sufriendo un trato discriminatorio", señala el texto.

Según Malik Salemkour, del Colectivo Gitano de Europa, una solución realista pasa por mejorar las condiciones de vida de esta etnia y levantar las medidas que les impiden trabajar.


Descarga la aplicación

en google play en google play