Escúchenos en línea

Los niños latinos aprenden rápido con profesores bilingües en Arkansas

LaVoz. Desde Little Rock, Arkansas. | 23 de Abril de 2007 a las 00:00
Profesores bilingües que le dictan clases a preescolares le ofrecen a los estudiantes latinos en Arkansas una oportunidad para cerrar la brecha de logros con sus compañeros de clase blancos, según el hallazgo de un estudio conducido por un grupo de expertos. Si bien no todos los estudiantes latinos necesitan la ayuda extra, el estudio conducido por el grupo de expertos de todo el país llamado Educación Infantil para Latinos demuestra que niños de México y Centroamérica están un poco retrasados en comparación con sus compañeros de clase. Estos inmigrantes representan la mayoría de la creciente población latina en Arkanzas. Los padres de los estudiantes trabajan mayormente en la industria avícola y de procesamiento de carnes. "Esta es una población a punto de explotar", dijo Eugene E. García de la Universidad Estatal de Arizona, quien formó parte del grupo. "Esos (maestros) de jardín, los de elemental, de repente, cuándo antes tenían un niño, ahora tienen 10", indicó. En todo el país, el estudio demuestra que unos 4,2 millones de menores de cinco años son latinos _ aproximadamente un 21% del grupo de esa edad. En el 2005, dice el estudio, casi un millón de menores nacidos en los Estados Unidos son latinos o sea casi un 24% del total de los nacimientos en todo el país. En Arkansas, durante los últimos 15 años se ha visto un crecimiento en la cantidad de nacimientos que han sido mayormente de familias latinas, dijo García. Lo más probable sea que esos niños, ciudadanos estadounidenses, provengan de familias que vienen de México o de otro país latinoamericano. Los hijos de inmigrantes mexicanos, quienes a menudo no tienen educación escolar, llegan a las escuelas con los mismos conocimientos de sus compañeros, dijo García. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, a menudo los menores no logran comprender los aspectos más complejos de la lectura y las matemáticas lo que los hace quedarse atrás de sus compañeros. Las estadísticas dicen que la tercera generación de hijos de mexicanos a menudo les va tan bien como a sus compañeros de clase blancos, mientras que los estudiantes de familias que vienen de países de suramérica y del caribe a menudo les va mejor. "Una de las cosas que queremos disipar es la idea que estos menores ... llegan a las escuelas sin saber nada", dijo García. "En muchos casos, ellos lo saben en su idioma", indicó. El grupo de expertos le hace un llamado a los estado, incluso a Arkansas, y al gobierno federal para extienda sus programas de Head Start _ Programa de apoyo educacional para niños hijos de minorías. García dijo que si esas clases las da un profesor bilingüe ayudaría a los programas de "English-plus", en los que el maestro o maestra habla casi todo el tiempo en inglés, pero responde a las preguntas de los estudiantes en español. "No es una inoculación", anotó García. "Sino un consorcio de buenos efectos, que creemos que pueden eliminar la brecha de logros", sostuvo. El estudio, apoyado en partes con fondos de la Fundación Winthrop Rockefeller con sede en Little Rock, se presenta luego que la legislatura estatal aprobó 40 millones de dólares adicionales para extender los programas de educación preescolar. La expansión fue parte del balance de presupuesto del gobernador Mike Beebe. Matt DeCample, un portavoz de Beebe, refirió preguntas sobre el dinero adicional al Departamento de Educación. Una portavoz de ese departamento, hasta el momento de publicación, no respondió a una llamada que se le hizo el lunes para obtener comentarios.

Descarga la aplicación

en google play en google play