Escúchenos en línea

Condenan a una persona por tráfico de migrantes dentro del caso Tamaulipas

Quito. Agencia Andes. | 9 de Octubre de 2012 a las 11:00

El segundo tribunal de lo Penal de la provincia andina del Cañar encontró a José Arcesio Vásquez Marín, culpable del delito de tráfico ilegal de inmigrantes, con agravante por lesiones psíquicas permanentes, dentro del caso de la masacre de Tamaulipas, México.

El migrante ecuatoriano sobreviviente de la masacre, Fredy Lala, quien actualmente se encuentra bajo el programa de víctimas y testigos de la Fiscalía, acudió a la diligencia con su padre, su esposa, un agente de la Policía Judicial (PJ), el médico legista y otros testigos.

Miguel Méndez, médico legista confirmó que el compatriota fue impactado por dos disparos, uno en su cuello y otro en su pómulo derecho, además de las secuelas sicológicas permanentes producto de la masacre de Tamaulipas, cuando la víctima intentaba viajar a los Estados Unidos.

Además de las pruebas testimoniales, la Fiscalía presentó otros elementos de convicción que sustentaron el dictamen, entre ellos el informe de los agentes de la PJ, quienes realizaron el reconocimiento del lugar, la triangulación de llamadas desde y hacia el teléfono celular del procesado, los depósitos bancarios a su favor y los movimientos migratorios de Fredy Lala y su padre.

En un máximo de 72 horas, el Tribunal notificará por escrito a las partes la sentencia. El procesado podría enfrentar una pena de hasta 12 años de cárcel.

José Vásquez fue llamado a juicio por tráfico ilegal de migrantes en marzo del 2011 y fue capturado el 01 de agosto de este año en la localidad de Pasaje, en la provincia de El Oro, fronteriza con Perú.

El 27 de agosto del 2010 un total de 72 migrantes de Honduras, El Salvador, Brasil y Ecuador intentaron llegar a Estados Unidos, pero fueron acribillados por la banda de delincuencia organizada denominada "Los Zetas".

El único sobreviviente de esta masacre fue el ecuatoriano Fredy Lala Pomavilla, quien fue alcanzado por un disparo en el cuello y actualmente se encuentra bajo el programa de protección a víctimas y testigos de la Fiscalía.

Para lograr la captura se coordinaron acciones de búsqueda con la Fiscalía General del Estado, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Justicia, y se establecieron convenios internacionales de cooperación penal con México, para que este hecho no quede en la impunidad.


Descarga la aplicación

en google play en google play