Escúchenos en línea

Extienden permiso a mexicano que lucha por custodia de hijos en EEUU

Charlotte, EEUU. Agencia EFE. | 25 de Octubre de 2012 a las 19:07

Las autoridades de Inmigración de Estados Unidos concedieron una extensión del permiso concedido al mexicano Felipe Bautista Montes, quien fue deportado de EE.UU. en 2010 y que regresó en agosto pasado con autorización especial a Carolina del Norte para luchar por la custodia de sus tres hijos.

El cónsul general de México para las Carolinas, Carlos Flores Vizcarra, confirmó este jueves que el Departamento de Seguridad Nacional permitirá que Bautista Montes permanezca en el país hasta el 23 de diciembre para continuar las audiencias con el juez que lleva el caso familiar.

"Esto es algo inusual", enfatizó a Efe Flores Vizcarra, que consideró que esta decisión "demuestra la gran sensibilidad" con que Inmigración ha tomado al caso.

El mexicano tenía hasta el 29 de octubre para regresar a su país de origen, pero el magistrado Michael Duncan todavía sigue escuchando argumentos de la autoridades del Departamento de Servicio Sociales del condado Alleghany y de las familias que tienen la custodia de los pequeños Isaías (4 años), Adrián (2) y Ángel (1), de nacionalidad estadounidense.

El mexicano fue deportado al vecino país el 3 de diciembre de 2010 tras ser detenido varias veces en la localidad de Sparta (Carolina del Norte) por conducir sin licencia y registro del vehículo.

La esposa del mexicano, la estadounidense Marie Montes, perdió la custodia de los menores por falta de recursos económicos por lo que fueron puestos en hogares de cuidado temporal por las autoridades de los Servicios Sociales (DSS) de Alleghany, que ahora buscan la adopción.

Bautista Montes expresó a Efe su "alegría" por poder seguir viendo a sus hijos en visitas que realiza desde que regresó a Sparta en agosto pasado.

"Estoy muy contento ,ya que seguiré asistiendo a las audiencias en corte, aunque mi meta es regresar con mis hijos a vivir a México en diciembre cuando se acabe todo", apuntó.

La entidad consular mexicana contrató los servicios de la abogada privada, Ann Robertson, para realizar la petición y luego la extensión ante el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) por "razones humanitarias".

Robertson se mostró sorprendida por la decisión de las autoridades migratorias, pues es "muy difícil en este tipo de casos", aunque argumentó que la razón del permiso era para que el mexicano estuviera presente en las audiencias que se deben celebrar en las próximas semanas.

Un estudio de ARC arrojó que más de 5.000 niños de padres deportados a nivel nacional se encuentran en hogares adoptivos.


Descarga la aplicación

en google play en google play