Escúchenos en línea

Exigen frenar cacería de inmigrantes en Minnesota

El Sol de México. Desde Minneapolis, Minnesota. | 27 de Abril de 2007 a las 00:00
Los abogados representantes de residentes latinos de Willmar que demandaron al gobierno federal tras el arresto de varios inmigrantes ilegales le pidieron a una juez ayer jueves que impida a los agentes detener a más gente en el poblado. Daniel Shulman, un abogado que representa a los demandantes, le dijo a la juez federal Ann Montgomery que los agentes entraron ilegalmente a los hogares y detuvieron a latinos al azar durante una redada que derivó en unos 50 arrestos. Montgomery denegó la solicitud de los demandantes -los abogados defensores dijeron que los agentes salieron del poblado hace días-, aunque consideró que su argumento "plantea algunas cuestiones acerca del respeto a los derechos constitucionales" durante la redada. Shulman le pidió a Montgomery que evite que los agentes entren a más casas o que elijan a residentes de Willmar para interrogarlos basándose en su raza mientras el caso se ventila en la corte. Los demandantes argumentan que los agentes entraron a algunas casas sin contar con órdenes judiciales, lo cual hace que los arrestos subsecuentes y los cateos sean ilegales. "Este es el patrón de conducta que se está impugnado" en la demanda, dijo Shulman. El fiscal federal adjunto Lonnie Bryan dijo que los agentes ya no buscan a gente en el poblado ubicado en la región centro-oeste de Minnesota, y argumentó que Montgomery ya no tiene autoridad para imponer una orden restrictiva. Aproximadamente unas dos decenas de residentes y unas 40 personas que firmaron como Juan y Juanita Pérez interpusieron la demanda, que argumenta que la redada en Willmar hace dos semanas fue una campaña ilegal de "terrorismo e intimidación". Bryan rechazó responder a las acusaciones específicas, pero un portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) -que efectuó los arrestos- ha negado que los agentes hayan violado la ley o hayan detenido a latinos al azar en el poblado. La agencia dijo que se arrestó a unas 50 personas. Aproximadamente la mitad de ellas declararon falsamente a investigadores del ICE que eran ciudadanos estadounidenses nacidos en Puerto Rico, mientras que 18 tenían antecedentes penales, indicó la agencia. Montgomery dijo que posteriormente emitirá un fallo sobre si el caso deberá pasar a una corte federal de distrito o a un tribunal federal de inmigración.

Descarga la aplicación

en google play en google play