Escúchenos en línea

México fija arresto máximo de 90 días para inmigrantes

Por Fabiola Martínez, diario La Jornada, de México. | 27 de Abril de 2007 a las 00:00
El Instituto Nacional de Migración (INM) de México fijó un plazo de 90 días como tiempo máximo para la estancia de extranjeros indocumentados en estaciones migratorias y, al mismo tiempo, colocó 13 salvedades a ese límite en caso de "contingencias", como la posibilidad de que el organismo no cuente con recursos financieros necesarios para aplicar las deportaciones. En el capítulo tercero de las Normas para el funcionamiento de las estaciones migratorias del INM -próximas a difundirse-, la Secretaría de Gobernación se impuso la regla de alojar a los extranjeros el tiempo "mínimo necesario" para resolver su situación migratoria, la cual termina casi siempre en deportaciones masivas de indocumentados a sus países de origen. Cuando un migrante es arrestado por las autoridades mexicanas, de inmediato se procede a trasladarlo, en calidad de asegurado, a una de las 48 estaciones migratorias que operan en el país. De acuerdo con las previsiones oficiales, el INM debe resolver la situación legal de un extranjero en un plazo máximo de 15 días hábiles, con la finalidad de que el periodo de alojamiento no rebase los 90 días, salvo que el caso corresponda a alguna de las ocho circunstancias calificadas de "contingencias". En ese apartado, incisos 6 y 7, se incluye la carencia de recursos para aplicar la deportación o la falta de "disponibilidad de itinerarios de viaje" para la repatriación. Cecilia Romero, comisionada del INM, confirmó el martes pasado -tras una reunión con senadores- que el presupuesto del organismo dependiente de Gobernación es insuficiente, no sólo por lo aprobado por los diputados en el Presupuesto de Egresos 2007 (146 millones de pesos) sino por un recorte de 20 por ciento de los ingresos que obtenía por los impuestos que cobra a los extranjeros que visitan México. Antes, la Tesorería de la Federación canalizaba 50 por ciento del gravamen Derecho de no inmigrante al INM y el resto al Consejo Nacional Turístico, pero ahora éste recibe 70 por ciento del impuesto. Por eso, el presupuesto general del instituto rebasa apenas los mil millones de pesos. Otras de las salvedades por las que un indocumentado podría permanecer más de tres meses en una estación migratoria se refiere a los casos en los que el extranjero haya interpuesto juicio de amparo o de refugio; que no exista en México representación diplomática de su país de origen o no se cuente con documentos de identidad de viaje de los extranjeros. El plazo de "aseguramiento" también rebasará los 90 días cuando el indocumentado esté sujeto a proceso penal; exista un recurso administrativo que impida la posible deportación o haya pruebas de que el extranjero presenta enfermedad o discapacidad física o mental, entre otras. Asimismo, el encargado de la estación migratoria podrá separar del resto de la población a extranjeros que cuenten con antecedentes criminales "que pudieran poner en riesgo la integridad de los demás extranjeros". Mientras la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos informó ayer de una reducción en el número de centroamericanos que logran internarse en su territorio, en México las autoridades no han podido esclarecer las razones de la baja significativa del número de indocumentados procedentes de Centroamérica que son asegurados y, posteriormente, más de 95 por ciento de ellos, deportados. En 2005 fueron devueltas a sus países de origen casi 240 mil personas (la mayoría ciudadanos de Guatemala, Honduras y El Salvador), pero al cierre de 2006 la cifra bajó a casi 180 mil. Cabe mencionar que en la información oficial difundida por el INM no se ofrecen detalles sobre las causas por las que sí procede la regularización de extranjeros y por qué la mayoría de ellos son repatriados. En tanto, los funcionarios de migración de países de América del Norte y Central analizan desde el martes pasado el tráfico y trata de personas en la región. En la 12 Conferencia Regional sobre Migración, realizada en Nueva Orleáns, en la que participan 11 países, México firmará un memorando de entendimiento con Nicaragua para la "repatriación ordenada".

Descarga la aplicación

en google play en google play