Escúchenos en línea

Esperan que presencia hispana en Legislativo de Colorado favorecezca leyes pro-inmigrantes

Denver. EFE. | 10 de Noviembre de 2012 a las 14:38

El fuerte aumento de la presencia hispana en el Legislativo de Colorado, con números no vistos en 30 años, junto con el aumento en el número de legisladores minoritarios y el control demócrata de ambas cámaras favorecería la aprobación en 2013 de leyes pro-inmigrantes, indicaron este sábado observadores locales.

Tras las elecciones del martes pasado, la legislatura de Colorado contará para su sesión del año próximo con 12 hispanos, la cantidad más alta desde 1980 y tres veces más que el número de legisladores estatales latinos en 2009.

Ocho de esos legisladores fueron electos para la Cámara de Representantes (seis demócratas y dos republicanos) y cuatro para el Senado (entre ellos, el primer senador latino homosexual)

Además, la legislatura de Colorado tendrá por primera vez cinco afroamericanos (hace dos años, había solamente uno) y un representante estatal nacido en la India. Ocho de los 100 legisladores son homosexuales, un número récord.

Comentaristas demócratas y republicanos indicaron que el resultado de las elecciones refleja la nueva situación demográfica de Colorado, en donde, según el Censo, el 21 por ciento de los 5,1 millones de habitantes son latinos, el 4.3 por ciento afroamericanos, y casi el 3 por ciento asiáticos.

Las encuestas preliminares indican que hubo una alta participación de las minorías en las recientes elecciones y que del 70 al 80 por ciento de esos votantes se inclinaron por el presidente Barack Obama.

Esas mismas encuestas revelan que los latinos se han convertido en una fuerza política en el condado Adams, una zona al norte de Denver de poco más de 450,000 personas con casi el 40 por ciento de población hispana. Por primera vez, ese condado contará con tres hispanos (dos representantes y un senador estatales).

La elección de latinos y de candidatos de otras minorías, que indiscutiblemente favoreció a los demócratas, se debió en parte, dijeron los observadores, a la modificación de los límites de los distritos electorales que se realiza cada diez años después de cada censo.

Esa modificación estuvo a cargo de una comisión bipartidista supervisada por el legislativo estatal.

"Se trató de un largo proceso que comenzó hace dos años cuando nos dimos cuenta que podríamos ganar ciertas contiendas, especialmente en el condado Adams", dijo a Efe Dominick Moreno, demócrata y hasta ahora concejal de Commerce City y alcalde interino de esa ciudad.

El martes pasado, Moreno, 28, fue electo como representante del Distrito 32 de Colorado.

Según Moreno, él y otro joven político latino, Jessi Ulibarri, ahora senador estatal por el Distrito 21, comprendieron que tenían una ventaja que otros políticos no tenían: la de haber nacido, crecido y estudiado en el área que ellos querían representar.

"Los vecinos nos conocen desde hace muchos años y conocen a nuestros padres. Nos vieron crecer y hasta estudiamos junto con algunos de ellos o con sus hijos. Por eso, cuando fuimos de casa en casa nos abrieron sus puertas. Y por eso votaron por nosotros", afirmó Moreno.

Además de Moreno, los otros representantes hispanos son los demócratas Crisanta Durán y Dan Pabón (Denver), Leroy Garcia Jr. (Pueblo), Joe Salazar (Thornton) y Edward Vigil (Fort Garland) y los republicanos Libby Szabo (Arvada) y Clarice Navarro-Ratzlaff (Pueblo).

En el senado, además de Ulibarri, estarán Irene Aguilar y Lucía Guzmán (Denver) y Ángela Girón (Pueblo), todos ellos demócratas. Tanto Guzmán como Ulibarri son del colectivo LGBT.

El control demócrata de la legislatura de Colorado, y el hecho que el republicano Robert Ramírez (43, de Westminster) perdió su banca podría facilitar en 2013 la aprobación de leyes pro-inmigrantes, como aranceles reducidos para estudiantes universitarios indocumentados, según Moreno.

En 2010, la elección de Ramírez (por menos del 1 por ciento de los votos emitidos), les dio el control de la Cámara de Representantes a los republicanos.

En la sesión legislativa de este año, Ramírez emitió el voto definitivo en contra de esa iniciativa y este martes fue derrotado por la demócrata Tracy Kraft-Tharp, quien recibió el 53 por ciento de los votos.

Ryan Call, presidente del Partido Republicano de Colorado, también reconoció que los legisladores de ese partido necesitan "responder a las preocupaciones (de la comunidad latina) y crear claros planes sobre temas como inmigración y aranceles reducidos para estudiantes indocumentados".

"Pero también creo que a los latinos les preocupan los trabajos y la economía", agregó.


Descarga la aplicación

en google play en google play