Escúchenos en línea

Inmigración y humor de los hermanos Marx en Festival de Roma

Roma. ANSA. | 10 de Noviembre de 2012 a las 14:58

Una película francesa, "Main dans la main" de Valérie Donzelli, mezcla de comedia sentimental y humor surrealista, y una italiana, "Alì ha gli occhi azzurri", de Claudio Giovannesi, sobre los problemas de adaptación de los jóvenes inmigrantes en el país de adopción, compitieron en concurso en la segunda jornada del VII Festival de Roma.
"Main dans la main" es el tercer largometraje de Donzelli, nacida como actriz pero con una creciente inclinación a la realización. Su filme cuenta la relación entre un apuesto proletario de los suburbios y una madura maestra de ballet de la Opera de París, unidos irresistiblemente por una atracción física de origen inexplicable. Entre gags -a veces anticuados pero siempre efectivos que incluyen una batalla de tortas de crema en una fiesta burguesa, y escaramuzas sentimentales-, la extraña pareja decidirá finalmente aceptar el destino ineluctable, dedicándose a concursar en certámenes de bailes de salón.
Valérie Lemercier y Jérémie Elkaim encabezan el gustoso reparto en el que la directora se ha reservado un papel secundario como hermana del protagonista. Risas y lágrimas atraparon a una platea de cronistas que apreciaron sin exaltarse los valores de una comedia sin pretensiones que se dirige a un público popular.
"Alì ha gli occhi azzurri" es el primero de los tres aspirantes italianos a los Marco Aurelio de Oro y de Plata del VII Festival de Roma y el segundo de los largometrajes de ficción de este joven realizador romano de 34 años que se había distinguido con su opera prima, "La casa sulle nuvole", premiada en varios festivales en 2009.
Giovannesi enfoca un problema de máxima actualidad en Italia, el de los hijos de emigrantes nacidos en un país más acostumbrado a exportar mano de obra que a importarla.
Alí es uno de estos jóvenes que para compensar su aspecto físico, ostensiblemente medioriental, recurre a lentes de contacto azules y se declara con orgullo italiano. También comete una falta de respeto con sus familiares al enamorarse de una joven católica italiana, contraviniendo el deseo de sus padres de que se case con una musulmana.
Inspirado en más de un hecho real parecido, Giovannesi, ayudado en el guión por Filippo Gravino, describe el conflicto de este adolescente, muy bien encarnado por el debutante Nader Sarhan, empeñado en una lucha constante entre la cultura de sus mayores y la del país que lo hospeda, entre libertad y prohibiciones. La cámara de Daniele Ciprì, premiado por su labor en "Bella addormentata", de Marco Bellocchio, asume constantemente el punto de vista del protagonista y, para ambientarlo mejor en el personaje, Giovannesi no tiene mejor idea que la de usar a los verdaderos padres y novia de Nader Sarhan, conectando así a su filme con la larga y honorable tradición del neorrealismo italiano. El programa se completó con el nuevo y divertido filme del australiano P. J. Hogan, miembro del jurado internacional, y que con "Mental" vuelve a esa inspiración que lo consagró como director de comedias risueñas y excéntricas como "La boda de Muriel" y "La boda de mi mejor amigo”.
"Mental" cuenta en efecto de una familia disfuncional, compuesta por un político más atento a sus amistades femeninas que a las mujeres de su hogar, una madre en crisis de nervios y cinco hijas que se consideran locas.
Tras encerrar a su mujer en un manicomio, diciendo a sus electores que está de vacaciones, el político deberá asumir la engorrosa tarea de ocuparse de sus hijas y para ello contrata a una baby sitter, munida de perro y puñal, que se improvisa una Mary Poppins realmente singular.
Carcajadas a granel distinguen a esta producción australiana que no tiene otras pretensiones que la de divertir al público con un bagaje técnico de primer orden y un gusto por el desorden organizado que recuerdan los filmes de los hermanos Marx.


Descarga la aplicación

en google play en google play