Escúchenos en línea

Chicago y otras ciudades, santuarios para inmigrantes

LaVoz.com. Desde Chicago, Illinois. | 29 de Abril de 2007 a las 00:00
Chicago y otras ciudades se han proclamado santuarios para inmigrantes ilegales, y han adoptado ordenanzas que prohíben a la policía local preguntar a los residentes acerca de su estatus durante actividades de rutina, tales como paradas de automóviles. Pero, mientras se acrecienta el debate por la reforma a la ley de inmigración, también se han acentuado los esfuerzos federales por capturar a indocumentados, inclusive en ciudades santuario. El departamento de seguridad del servicio de inmigración y aduana deportó a 187.513 inmigrantes ilegales del país en el 2006, un incremento del 10% en relación al año previo, dijo la agencia. Pero el papel que debe cumplir la policía local en ayudar a las autoridades federales a detener a indocumentados se ha convertido en objeto de debate. En tanto algunas comunidades colaboran gustosamente con las autoridades federales, otras dicen que la policía local no cuenta con los recursos para convertirse en cancerbero del servicio de inmigración. Pero hay otras ciudades y poblaciones que han dado un paso más, y han ordenado a la policía que haga la vista gorda siempre y cuando un indocumentado no cometa un crimen. El condado de Cook, en Illinois, donde se encuentra Chicago, y en el cual habría unos 300.000 inmigrantes ilegales, podría convertirse en el último santuario. La junta directiva del condado debe votar el miércoles una resolución que ordenará al departamento de alguaciles no investigar el status jurídico de una persona a menos involucre un crimen no relacionado con su situación legal. Aunque Chicago ha sido un santuario desde 1989, esa protección no se extendía hasta ahora al resto del condado de Cook. "Inmigrantes laboriosos y sus familias deben sentirse seguros y bienvenidos en el condado de Cook", dijo Roberto Maldonado, un comisionado cuyo distrito incluye una iglesia donde una mexicana indocumentada ha buscado protección desafiando una orden de deportación. "Debemos hacer todo lo necesario para proporcionar el medio ambiente requerido a fin de que nuestras familias continúen unidas", dijo Maldonado en un comunicado. "Los inmigrantes representan un valor para nuestra economía, nuestra economía, y el futuro del condado de Cook". Otras comunidades han adoptado una actitud similar. Funcionarios de Cambridge, Massachusetts, declararon la ciudad un santuario el año pasado. Houston, Los Angeles y Phoenix también figuran entre las ciudades que son santuarios para los inmigrantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play