Escúchenos en línea

El capital trata mal a los emigrantes, asegura Correa en España

Madrid. PL. | 16 de Noviembre de 2012 a las 11:14

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien se encuentra en España para participar en la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno de Cádiz, aseguró que el capital ha tratado a los emigrantes muy mal.

Tema de los desahucios en España presente en Cumbre Iberoamericana Cumbre Iberoamericana analizará masticado de coca en Bolivia y PerúProtestas populares en España en torno a cumbre iberoamericana Crisis europea centrará XXII Cumbre Iberoamericana en España

En un entrevista al diario El País, el jefe de Estado aseguró que los españoles han tratado bien a la comunidad de ecuatorianos, unos 600 mil, en esa nación, pero sus graves problemas como los hipotecarios son responsabilidad del capital.

"Cuando usted ve el caso de las hipotecas se trata de un abuso del capital sobre los seres humanos. El coste de la crisis debe caer sobre todo sobre el capital, sobre las corporaciones, y aquí recae totalmente sobre los seres humanos" subrayó el gobernante.

Para Correa, tanto en España como en Ecuador, las personas han estado tan acostumbradas a los abusos relacionados con las hipotecas que se ven como un "avance civilizatorio, como verdades inmutables que ni nuestro Gobierno de izquierdas y revolucionario se había percatado".

Acerca del flujo migratorio, uno de los temas de la cumbre de Cádiz, el dignatario subrayó que en Ecuador se hace "una profunda reforma universitaria" que implica que para que se alcance la titularidad como profesor haya que tener el grado académico máximo".

Explicó que ese asunto le ha interesado mucho a docentes españoles que no tienen trabajo, pero que están altamente capacitados y que buscan como alternativa de residencia y ocupación Ecuador.

Acerca de esa posibilidad, Correa expresó que son bienvenidos a su país.

A una pregunta sobre su relación con la prensa, Correa aseguró que existen "ciertos negocios dedicados a la comunicación que son corruptos y politiqueros".

Considera que "uno de los grandes males de América Latina es la mentira, aceptar pasivamente el daño social".

Alertó sobre la existencia de "un indigenismo infantil que ve la pobreza como parte del folclore".

En opinión del mandatario, en Europa no se entiende lo que sucede en Latinoamérica, que por años se acostumbró "a quitar y poner presidentes", abusos sobre bases legales.

Para Correa "la información es un derecho", pero hay que preguntarse si "puede ser el producto de negocios privados con ánimo de lucro".

Por lo tanto, dijo, los encargados de esa información "van a buscar el lucro, no a garantizar el derecho".

Cuestionó si esos "negocios deben limitarse a informar, a comunicar o también a hacer política" y si pueden mentir.

En cuanto al caso de Julian Assange, quien desde junio último se encuentra asilado en la embajada de Ecuador en Londres, dijo que la solución está en manos del Reino Unido, que debe darle el salvoconducto, y de Suecia.

Por otra parte, aseguró que si gana las elecciones de febrero próximo, sería ese su último mandato.

Agradeció la invitación a la cumbre, de la cual dijo tiene un valor simbólico, algo sobre lo cual deben reflexionar los mandatarios y los pueblos iberoamericanos que se cansan de que "estemos en tantas cumbres y ellos en tantos abismos".

Cualquier cumbre que incluya a más de dos ya pierde eficiencia y esta incluye a muchísimos, opinó el mandatario.


Descarga la aplicación

en google play en google play