Escúchenos en línea

Doce activistas de Texas en ayuno para pedir reforma migratoria

Agencia EFE. Desde Houston, Texas. | 2 de Mayo de 2007 a las 00:00
Una docena de activistas se congregó frente a la oficina del senador John Cornyn, republicano de Texas, y anunció un ayuno que comenzó el martes y finalizará el domingo para pedir al Congreso la aprobación de una reforma migratoria integral. "Con lo que está pasando ahora en el Congreso, que no se está moviendo, ningún senador está haciendo nada. Todo está en paro", dijo el mexicano Juan Hernández, quien estudia Psicología en la Universidad de Houston. "Tiene que haber algo drástico para que esta gente entienda que necesitamos una reforma migratoria ya", agregó. Siete personas participarán en el ayuno, que comenzó anoche en un centro comunitario de Houston. Otro grupo se reunió en la entrada del edificio federal de la llamada "Ciudad Espacial" y pidió el cese de las redadas contra indocumentados. Los manifestantes exigieron que los legisladores estadounidenses aprueben lo antes posible una reforma de las leyes de inmigración que regularice la situación legal de buena parte de los 12 millones de indocumentados que se calcula viven en EU. Esta misma semana varios grupos pro inmigrantes realizarán actos de protesta en las sedes de los partidos demócrata y republicano del condado de Harris, al que pertenece Houston, y ante la oficina de la senadora republicana Kay Bailey Hutchison. Además, los activistas reunirán firmas para enviar una carta al presidente George W. Bush. "Tenemos una petición que queremos que todo el mundo firme dirigida al presidente Bush en la que se le solicita un alto a las redadas y deportaciones y un empuje decisivo para que pase una reforma migratoria", explicó la activista María Jiménez, del Centro de Recursos Centro Americanos (CARECEN). Ante el temor de que la asistencia a los eventos fuera mínima al tratarse de un día laboral, el pasado sábado las organizaciones defensoras de los inmigrantes en Houston realizaron una concentración en la que participaron cientos de personas. Mientras que en Dallas, alrededor de mil personas se congregaron en el barrio hispano de Oak Cliff para exigir una reforma migratoria al gobierno federal. A pesar del mal clima, los manifestantes caminaron varias cuadras bajo la lluvia hacia la oficina del representante federal republicano Pete Sessions, quien se opone a una reforma migratoria integral. En las pancartas y carteles se leían lemas como "Justicia para los inmigrantes ilegales", "Todos somos americanos" y "Queremos salir de las sombras".

Descarga la aplicación

en google play en google play