Escúchenos en línea

El 0.3% de la población en Brasil está compuesta por inmigrantes

Londres. Agencias. | 31 de Diciembre de 2012 a las 13:09

El gobierno brasileño prepara una serie de medidas destinadas a ampliar considerablemente el contingente de mano de obra extranjera y buscará superar a países como Australia, Canadá y Estados Unidos a la hora de atraer inmigrantes cualificados, informó ayer el diario Folha de Sao Paulo.

"Queremos transformar a Brasil en uno de los países más modernos y ágiles en la atracción de inmigrantes, y para ser más atractivos que Canadá, Australia y Estados Unidos necesitamos abrir mucho nuestro mercado", dijo un alto funcionario de la Secretaría de Asuntos Estratégicos (SAE) de la Presidencia, citado por el rotativo.

Como ejemplo de obstáculo para la llegada al país de inmigrantes cualificados, el secretario de Acciones Estratégicas del SAE, Ricardo Paes de Barros, mencionó el hecho de que actualmente, los cónyuges o los hijos de un extranjero que trabaja en Brasil no pueden trabajar libremente, a menos que consigan un contrato laboral propio.

"No dejar a la mujer del inmigrante dar clases de inglés ni a su hijo trabajar perjudica la movilidad de ese trabajador extranjero", precisó Paes.

Por esa razón, una de las propuestas que están en estudio es la de poner fin a la exigencia de un contrato de trabajo para conceder la visa a un profesional extranjero altamente cualificado.

Otra medida que se maneja es la de permitir que estudiantes de universidades reconocidas en el exterior realicen pasantías en empresas brasileñas, lo que puede derivar a la postre en un contrato de trabajo efectivo.

También está previsto flexibilizar las exigencias para los extranjeros que cambian de empleo o de cargo en Brasil. Actualmente, explicó Paes, si un extranjero fuese contratado por la filial de una empresa en Río, por ejemplo, debe realizar todos los trámites nuevamente en caso de ser ascendido en el cargo o transferido a otro estado.

Todas estas trabas al trabajo de extranjeros en Brasil "afecta la competitividad" del país, según Paes.

"Somos mucho más cerrados que el resto de Latinoamérica", señaló, aludiendo al hecho de que actualmente sólo el 0.3 por ciento de la población está compuesta por inmigrantes, contra un promedio en Latinoamérica del 1.5%.


Descarga la aplicación

en google play en google play