Escúchenos en línea

Diez días después, la Policía ignora quien asesinó a un guatemalteco en Bedford

LaVoz.com. Desde Mount Kisco, New York. | 7 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un jefe de policía suburbano pidió paciencia el lunes ante las investigaciones de parte de las autoridades de una localidad vecina en torno a la posible participación de sus agentes en la muerte de un inmigrante guatemalteco. La policía en Bedford, donde René Pérez fue encontrado agonizante al borde de un camino el 28 de abril, ha confiscado dos patrullas de la policía de Mount Kisco como parte de sus investigaciones. Los vehículos fueron examinados el lunes por el laboratorio forense del condado de Westchester, dijo la policía de Bedford en un correo electrónico. La policía de Mount Kisco ha reconocido que tres agentes respondieron a un llamado de emergencia realizado por Pérez desde una lavandería automática, una hora antes de que fuera encontrado en Bedford. Las autoridades determinaron que Pérez "no era asunto policial", dijo el departamento. Pérez, de 42 años, tenía antecedentes por alcoholismo, arrestos y llamar a los teléfonos de emergencia en Mount Kisco. El forense del condado determinó que la muerte el 29 de abril de Pérez, a consecuencia de heridas internas, fue un homicidio. El jefe de policía de Mount Kisco, Louis Terlizzi, reunido con la prensa ante su sede policial la tarde del lunes, dijo que "le pido tanto al público como a los medios que sean pacientes". "El Departamento de Policía de Mount Kisco busca la verdad en torno a la muerte del señor Pérez y no aceptará nada menos que esta", dijo. Se negó a aclarar por qué eran revisados los vehículos, remitiendo esas preguntas a la policía de Bedford, tras lo cual se retiró al edificio sin hacer caso a los periodistas. La policía de Bedford se negó a su vez a hacer más comentarios y la fiscal de distrito del condado, Janet DiFiore indicó que "no estaba en posición de comentar nada". Dos guatemaltecos fueron encontrados estrangulados en Mount Kisco, con seis meses de diferencia, en el 2003 y 2004. Sus asesinatos no han sido resueltos.

Descarga la aplicación

en google play en google play