Escúchenos en línea

Latinos se unen para acabar con asalto en los envíos de remesas

Agencia EFE. Desde Los Angeles, California. | 8 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un grupo de representantes de organizaciones de inmigrantes de Los Angeles viajó a Nueva York para unirse a delegaciones de todo el país que pedirán a Western Union que rebaje sus tarifas por envío de dinero al exterior. "El impuesto de la pobreza es demasiado elevado", manifestó a Efe el padre Luis Ángel Nieto, quien ha sido nombrado representante de Los Ángeles como interlocutor ante la entidad. "Nuestra comunidad inmigrante mantiene lazos con sus tierras de origen y envía recursos, pero un costo muy alto. Llegamos a pagar hasta el 30 por ciento del costo del envío. ¡No puede ser, esto es un asalto!", señaló el sacerdote. El padre Nieto, pastor asociado en la Parroquia de La Resurrección, en el este de Los Angeles, aclaró que su intención, más que protestar, es dialogar con representantes de Western Union, "haciéndoles sentir los reclamos de la comunidad más vulnerable". El grupo se reunirá con representantes de otras 14 ciudades del país, que entre el 9 y el 12 de mayo pedirán a la entidad financiera que reconsidere sus tarifas y reinvierta parte de sus utilidades en las comunidades inmigrantes del país. La petición coincide con la celebración del Día de las Madres y la delegación planea entregar a Christina Gold, Directora Ejecutiva de la corporación financiera, una tarjeta de felicitación por ese día para enfatizar los lazos entre los inmigrantes y las familias en sus países de origen. "Es una manera también de destacar el liderazgo que las mujeres estamos teniendo en todos los aspectos", expresó a Efe Martha Ugarte, portavoz de Mujeres Unidas, una de las organizaciones de Los Ángeles que será representada por la delegación. La decisión de reunir distintos representantes del país en Nueva York surgió luego de que fuera rechazada una solicitud hecha por el Instituto Trasnacional de Investigación de Raíces y Acción (TIGRA, en inglés), para que los accionistas de Western Union solicitaran a la corporación que hiciera público un reporte con su estructura de precios y los programas de reinversión en la comunidad. "Western Union es la más antigua (prestando los servicios) y es la que más se ha enriquecido: además de ganar una comisión por la transferencia también hay que pagar aquí por el envío", anotó el sacerdote. Las delegaciones, que incluyen no sólo representantes latinos sino también filipinos y europeos, darán un plazo de 100 días a la corporación para que responda. Según sus informes financieros, Western Union presenta utilidades de más de mil millones de dólares anuales. Las remesas recibidas en México en el 2005, superaron los 20 mil millones de dólares, la segunda fuente de divisas después de las exportaciones petroleras, según informes del Banco Central de México.

Descarga la aplicación

en google play en google play