Escúchenos en línea

Republicanos rechazan propuesta de senadores sobre inmigración

LaVoz.com. Desde Washington. | 8 de Mayo de 2007 a las 00:00
El representante republicano Lamar Smith encabeza a un grupo de legisladores que se opone a los esfuerzos del Senado para alcanzar en una negociación una iniciativa de ley de inmigración que le permitiría a los inmigrantes indocumentados contar con un camino hacia la ciudadanía. Smith, el legislador republicano de más alta jerarquía ante la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes, señaló que para él y sus aliados, los planes de permitir a los inmigrantes ilegales la oportunidad de pagar multas y permanecer en Estados Unidos equivalían a una amnistía. "Todos estamos aquí para enviar una señal, que si ellos siguen adelante con este plan, lo llamaremos lo que es: amnistía", indicó Smith, un legislador republicano por San Antonio, en una conferencia de prensa conjunta que presentó con el legislador texano Michael McCaul. Tanto Smith como otros legisladores instaron al Senado a rechazar esa iniciativa de ley que le ofrecería un status legal a los inmigrantes ilegales. Esta postura la adoptó el grupo de legisladores en momentos en que negociadores del Senado incrementaban sus esfuerzos para presentar una iniciativa de ley en el pleno de la Cámara. El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, ha designado las dos últimas semanas de mayo para discutir la iniciativa en esa cámara. En el grupo de legisladores de la Cámara de Representantes participaba también el demócrata Heath Shuler. Los legisladores no ofrecieron detalles sobre lo que piensan hacer en torno a los 12 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país. El presidente George W. Bush ha impulsado un proyecto de ley que ofrecería un camino hacia la ciudadanía a los inmigrantes ilegales, la cual les exigiría que paguen impuestos atrasados y multas, aprendan el idioma inglés y probablemente que regresen a sus países de origen durante un período corto. Negociadores de la Casa Blanca y del Senado trabajan para alcanzar un acuerdo que demoraría una amplia reforma a las leyes de inmigración hasta que la frontera esté asegurada y dejaría a los inmigrantes ilegales a esperar hasta 13 años para obtener una estancia legal.

Descarga la aplicación

en google play en google play