Escúchenos en línea

Jóvenes guatemaltecos caen del tren en Juchitán

EEUU. Agencias. | 29 de Enero de 2013 a las 17:35

Los jóvenes guatemaltecos Elvira López Hernández y Esteban Mateo Tomás, de 22 y 30 años de edad, convalecen en el hospital Macedonio Benítez Fuentes de Juchitán después de que esta madrugada cayeran del tren al pretender bajar por indicaciones del pollero que los guíaba. Alberto Donis, de la coordinación del albergue "Casa del Migrante" de Ciudad Ixtepec, Oaxaca, dijo que el accidente ocurrió a las cinco de la mañana aproximadamente y que derivado de ello, la joven podría perder la pierna izquierda que le fracturó una rueda del tren en tanto que el joven podría tener fractura de columna y por ello no tiene movilidad en las piernas.

Originarios de los departamentos San Pedro y Santa Rosa, en Guatemala, los jóvenes habían abordado el ferrocarril junto con otros 300 migrantes indocumentados en Arriaga, Chiapas y al pasar por el municipio de Juchitán, el pollero que los traía les dijo que se bajaran del tren.

La joven Elvira le pidió a Esteban que le ayudara y éste la tomó de la mano, pero la joven pisó en la rueda y "el tren la jaló arrastrándola unos 300 metros en tanto que yo caí y quedé tirado en el piso", refiere Esteban Mateo Tomás desde una cama del hospital en espera de que se le pueda hacer una biometría hemática para definir con claridad la lesión, pero en ese hospital no sirve la máquina de rayos x, refiere el colaborador del sacerdote Alejandro Solalinde.

De la joven, Alberto Donis dijo que el pronóstico es reservado, está en proceso de valoración, "en la mañana que acudimos al hospital no pudimos platicar con ella porque estaba en el quirófano, le hicieron un lavado quirúrgico en la herida, el hueso del fémur nos dijeron está triturado, está fracturado y hoy mismo tienen que tomar la decisión, si fuera necesario amputar la pierna".

Los dos están conscientes, nos informaron del hospital, ya se hizo del conocimiento de esta tragedia al consulado de Guatemala y viene un familiar del joven Esteban a verlo, llega la mañana de este martes al hospital.

"No había razón para bajarse del tren en Juchitán, a Ciudad Ixtepec el ferrocarril llegó a las seis de la mañana y se bajaron sin riesgo todos los migrantes", confirmó el integrante del equipo del albergue de esa misma ciudad.

En el 2012 el equipo del religioso Alejandro Solalinde Guerra registró 800 casos de migrantes accidentados y algunos padecieron fracturas en diversas partes del cuerpo, pero solamente tres fueron mutilados por la bestia y también, desafortunadamente, se registraron tres decesos de quienes iban en busca de una vida mejor en los Estados Unidos de Norteamérica.


Descarga la aplicación

en google play en google play