Escúchenos en línea

Políticos usan como chivo expiatorio tema de la migración

Logroño. Agencia EFE. | 1 de Febrero de 2013 a las 17:10

El actor Juan Diego Botto, que ha estrenado en Logroño la obra "Un trozo invisible de este mundo", sobre el exilio y los desplazados, cree que "a muchos políticos" les renta electoralmente "utilizar el chivo expiatorio de la inmigración".

Botto, autor del texto, compuesto de cinco monólogos, cuatro protagonizados por él y el otro por la actriz Astrid Jones, señala en declaraciones a Efe que el "detonante" que le llevó a escribir "Un trozo invisible de este mundo" fueron dos situaciones "personales".

Una, la llamada que recibió de un tío suyo desde Buenos Aires para comunicarle que se iniciaba el segundo "megajuicio" de la Escuela de Mecánica de la Armada, que durante la dictadura militar fue "un centro de tortura" donde murió su padre, también actor, cuyo asesinato se iba juzgar en este proceso.

Fue algo inesperado ya que, después de tantos años, nadie de su familia esperaba que se fueran juzgar aquellos hechos, que obligaron a su madre, la profesora de interpretación Cristina Rota, a emigrar a España en 1978, tras el golpe de Estado del dictador Videla.

La otra razón fue que un amigo suyo le pidió que le acompañase al funeral de una mujer congoleña que había estado un mes en un Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Aluche (Madrid), que había fallecido en medio de los "terribles dolores" que le provocaba "un sida que nadie había diagnosticado", ha recordado.

En los monólogos, que dirige Sergio Peris-Mencheta, Botto encarna a un agente de policía español, a un inmigrante que llama a su mujer desde un locutorio, a un joven que relata su experiencia frente a la tortura de la dictadura militar argentina y a un exiliado político que vive en España.

Ingrid Jones interpreta a una mujer subsahariana que relata a su hijo su viaje hasta Europa y los obstáculos que encontró en el denominado "primer mundo".


Descarga la aplicación

en google play en google play