Escúchenos en línea

Quieren que los latinos sepan de salud ambiental en Arizona

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 10 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un grupo de promotoras voluntarias visitan las casas de familias latinas en Tucson y sus alrededores para hablarles sobre los riesgos para su salud como son la contaminación con plomo y el uso de químicos en el hogar. Las mujeres son integrantes del programa Promotoras del Barrio, una división de la agencia de Asistencia a la Comunidad del Suroeste de Arizona, conocido por sus siglas en inglés como CASA, en el condado Pima. En sus visitas, las voluntarias hablan con los miembros de las familias sobre la posibilidad de envenenamiento por plomo, el cual se puede encontrar en la pintura de casas viejas, utensilios de barro que algunas veces son utilizados para cocinar y algunos remedios caseros utilizados en México y otros países latinoamericanos. "Con este líquido se pone de color rojo, nos indicará que la pared tiene plomo", dijo Palmira Henríquez, quien tiene más de dos años como promotora, durante una visita a la casa de la señora Delia Muñoz. Durante la visita, la promotora hace una serie de pruebas dentro de la vivienda con la pintura y algunos objetos decorativos para percatarse de que no haya plomo en el hogar. Previamente, Henríquez le había hablado a Muñoz sobre lo que es el plomo, el daño que puede causar a la salud, así como la forma correcta de utilizar algunos químicos utilizados para lavar la ropa y limpiar la casa como el cloro. "Las latinas tenemos la mala costumbre de utilizar el cloro "a chorros", sin medirlo y esto no debe de ser así", explicó la promotora. "Además, hay otras opciones, podemos utilizar una taza de vinagre blanco o bicarbonato para lavar la ropa blanca", agregó. La promotora habla en sus visitas también sobre la calidad del agua, la importancia de sembrar árboles y el peligro del moho en habitaciones con poca ventilación. Por su parte, la también promotora Brenda Valles explica el daño para la salud causado por el humo de segunda mano, especialmente entre los niños y adultos que sufren de asma. Esta es la primera vez en los 13 años que Muñoz tiene viviendo en esta casa que la revisan para detectar presencia de plomo. Aunque actualmente el gobierno regula la cantidad de plomo en las pinturas, en casas viejas, las personas que las habitan muchas veces pintan sobre capas anteriores, al desprenderse la pintura estos pedazos podrían estar contaminados con plomo. Para tranquilidad de Muñoz, su casa es segura, ya que las promotoras no encontraron rastro de plomo. "Para mi es una gran tranquilidad, la verdad que sabía que el plomo es malo, pero no sabía qué tanto podía ser", dijo Muñoz en entrevista con Efe. El programa de promotoras está basado en un modelo popular utilizado en varios países latinoamericanos, en el que las mujeres capacitadas en temas de salud pública van de casa en casa para compartir la información. En Tucson, el programa de promotoras de salud comenzó hace diez años, pero el que está enfocado en salud pública y el medio ambiente se inició hace dos. Que las promotoras hablen español es una gran ventaja, sobre todo, en barrios con un alto porcentaje de población latina. Durante el pasado mes, las promotoras visitaron alrededor de 100 hogares, de los cuales sólo dos dieron positivo por contaminación de plomo. "Este es un magnifico programa, gracias a la información que reciben las familias pueden tener una vida más saludable", dijo Periann Vood, investigadora del Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, en inglés), quien observó muy de cerca la presentación y el examen de la casa. La EPA otorgó el pasado mes de febrero un fondo de más de 250.000 dólares al programa de promotoras para que continúe con sus esfuerzos educativos en salud pública y medio ambiente. Actualmente, hay unas 50 promotoras tituladas que participan en este programa de forma activa.

Descarga la aplicación

en google play en google play