Escúchenos en línea

Latinos aspiran a la reelección en concejos de Texas

Por José Luis Castillo Castro, agencia EFE. Desde Fort Worth, Texas | 11 de Mayo de 2007 a las 00:00
Proteger los derechos de la comunidad latina y continuar desarrollando estrategias para su desarrollo social son algunos de los motivos por los cuales varios concejales latinos del norte de Texas buscan la reelección este fin de semana. En Fort Worth, Salvador Espino busca mantener su escaño luego de convertirse en 2005 en el primer concejal en la historia de esta ciudad nacido fuera de EEUU. Mexicano y abogado de profesión, Espino quiere seguir ayudando al distrito que representa, donde la población latina supera el 78 por ciento de un total de 80.000 habitantes. Desde que ingresó al cabildo de esta ciudad, Espino ha enfrentando serios retos para mejorar varias áreas públicas, reducir el índice de deserción escolar, violencia y aumentar el desarrollo económico de su distrito. "Hemos mejorado varias calles y parques, pero lo más importante ha sido involucrar a la población en la vida cívica del Ayuntamiento a través de un comité de consejería y reuniones públicas en diferentes zonas de la ciudad", dijo Espino a Efe. De lograr la reelección, asegura que trabajará en los próximos dos años en motivar la educación escolar y tratar de que los jóvenes no abandonen sus estudios. "Hay muchos jóvenes que son un ejemplo, pero me preocupa mucho porque un gran número abandona la escuela e ingresa a las pandillas", agregó Espino. Otro latino que también se ha convertido en el primer funcionario electo de origen latino en Arlington es Robert Rivera. Desde sus inicios en la vida pública de Arlington, Rivera ha trabajado no sólo de los problemas que afectan a la comunidad, sino también en la realización contractual y en la construcción del estadio de los Vaqueros de Dallas, el equipo más popular de fútbol americano en EEUU. "Pero lo más significativo ha sido también estimular y, por ende, aumentar la participación de los vecinos latinos en la vida municipal, proponer ordenanzas para combatir los graffitis y el pandillaje", dijo. "También he ayudado a incrementar la seguridad pública al contratar a más efectivos del orden y lo seguiré haciendo porque creo que es necesario", añadió Rivera. En Arlington, la población latina es aproximadamente del 20 por ciento. Pero es en Dallas donde la población latina es mayor (40 por ciento) y en donde la pugna por representar a un distrito en el Ayuntamiento ha puesto a los candidatos a la reelección en un lugar privilegiado. Por ejemplo, la actual concejal Elba García postula por el Distrito 1 sin oponente, con lo que asegura un escaño por dos años más, al igual que Steve Salazar, concejal del Distrito 6. Pauline Medrano, concejal por el Distrito 2, postula por la reelección y enfrenta a otro latino, Justín Rosales. En el Distrito 5, el activista Jesse Díaz postula por primera vez al Cabildo, pero compite por ese puesto con otros seis candidatos y le persiguen los nada favorables comentarios que realizó haces pocas semanas en los que calificó al gobierno mexicano de "corrupto". Díaz hizo ese comentario durante una entrevista en un programa político de una cadena nacional de noticias a propósito de la polémica desatada en la ciudad vecina de Farmers Branch, en donde mañana se decide el futuro de una polémica ordenanza que prohíbe a los indocumentados alquilar vivienda. Otro novato que quiere colarse entre los ganadores en el Distrito 3 es el latino Joseph Hernández, de 37 años. Según datos del Censo, en el eje de Dallas-Fort Worth (que incluye a la ciudad de Arlington) hay más 1.5 millones de latinos.

Descarga la aplicación

en google play en google play