Escúchenos en línea

Emigrantes crean un frente común

Por Emilio Godoy, Diario Prensa Libre, de Guatemala. Desde Ciudad de México. | 14 de Mayo de 2007 a las 00:00
Más de 600 representantes de organizaciones de emigrantes de América y Europa acordaron instaurar una red de instituciones para proteger sus derechos e influir en las políticas de los países expulsores y receptores de migración. Al cierre de la 1ª Cumbre de Comunidades Migrantes Latinoamericanas, realizada en Morelia, Michoacán –a unos 300 kilómetros de esta ciudad–, los asistentes se comprometieron a "ampliar su alcance en cada espacio local y nacional en donde las comunidades migrantes latinoamericanas están presentes", según la Declaración de Morelia, aprobada este domingo al concluir el encuentro. Los delegados de unos 80 organismos, que iniciaron sesiones el jueves pasado, destacaron en el documento que "la vida de los migrantes se ha visto sistemáticamente violentada a consecuencia de un esfuerzo constante por despojarlos de su humanidad". Durante los cuatros días de talleres y foros abordaron temas como las estrategias políticas y económicas para combatir las causas de la migración, la importancia de la organización comunitaria, el manejo de las remesas y derechos humanos y migración. Los asistentes atribuyeron la emigración a "las condiciones de exclusión cultural, social, política y económica que se derivan del modelo dominante de globalización económica" prevaleciente en los últimos 25 años y cuya consecuencia ha sido un bajo crecimiento y una injusta distribución de la riqueza. En el mundo hay hoy unos 200 millones de emigrantes, un tercio de los cuales vive en países en desarrollo y proviene de ese tipo de naciones, según datos de la Organización de Naciones Unidas. Otro tercio procede del llamado Tercer Mundo, pero radica en naciones desarrolladas. Además, seis de cada diez emigrantes residen en países considerados de altos ingresos. Las organizaciones de emigrantes están dispuestas a captar más atención de los gobiernos tanto de los países emisores como de los receptores, en especial Estados Unidos. La Declaración de Morelia hace énfasis en "fortalecer la organización trasnacional de las comunidades migrantes, en sus diversas expresiones, con el fin de alcanzar cada vez mayor capacidad de influencia en los procesos de toma de decisiones que impactan las vidas de los migrantes". Para ello, se han planteado ser reconocidos "plenamente como seres humanos, dotados de derechos inalienables". Los delegados también censuraron la criminalización de los emigrantes y a las leyes migratorias que los consideran delincuentes. "La vida de los y las migrantes se ha visto sistemáticamente amenazada y violentada a consecuencia de un esfuerzo constante por despojarnos de nuestra humanidad", cita el texto de la Cumbre, cuya nueva versión podría realizarse en dos años.

Descarga la aplicación

en google play en google play