Escúchenos en línea

Conteo regresivo para el debate migratorio en EEUU

Agencia PL. Desde Washington. | 14 de Mayo de 2007 a las 00:00
El debate en Estados Unidos sobre la reforma migratoria integral prometida por el presidente George W. Bush a millones de indocumentados entra hoy en su recta final sin un acuerdo previo entre los partidos gobernantes. Bush llamó a encontrar puntos comunes en las agendas republicana y demócrata pero, ambas difieren aún en aspectos como el programa de trabajadores extranjeros y la concesión de residencia a aquellos que en estos momentos viven dentro del país. El congresista Arlen Specter, miembro del Comité Judicial del Senado, vaticinó que, sin consenso, cualquier proyecto fracasará, debido a bloqueos en la constituyente que postergarán el asunto para después de las elecciones de 2008. Specter explicó que antes de discutir otros puntos las propuestas deben garantizar la seguridad de la frontera sur norteamericana y fijar los requisitos exigidos a los inmigrantes para su legalización. Legisladores de la oposición rehuyen respaldar algunas de las exigencias del gobierno, por considerar que podrían desembocar en una nueva forma de esclavitud para millones de extranjeros. Aunque los dos partidos llegaran a un acuerdo, todavía deben contar con el apoyo de los grupos de presión atrincherados a ambos lados del debate migratorio. Por un lado, organizaciones de derechos civiles, pacifistas, sindicales y religiosas que demostraron en los últimos años su poder de movilización a favor de conceder amplios derechos a los obreros extranjeros. Del otro, grupos conservadores que defienden la línea contraria y achacan a los inmigrantes los retrocesos reportados en la economía nacional, la cobertura médica y el presupuesto federal con fines sociales.

Descarga la aplicación

en google play en google play