Escúchenos en línea

Hay acuerdo en EEUU para legalizar a inmigrantes

Washington. PL. | 11 de Marzo de 2013 a las 16:49

Existe acuerdo entre un grupo de senadores estadounidenses que trabaja en un proyecto de ley migratoria para ofrecer un estatus legal a cerca de 11 millones de indocumentados, revelaron este lunes voceros cercanos a la negociación.

Una fuente del entorno que pidió el anonimato señaló que los ocho senadores, cuatro demócratas y cuatro republicanos, están de acuerdo en una serie de medidas para regularizar la situación de las personas que viven en la sombra.

El proyecto de ley requeriría que los inmigrantes ilegales se registren con las autoridades del Departamento de Seguridad Interior, paguen los impuestos federales sobre la renta de su tiempo en el país y una multa todavía sin ser determinada, además de tener un registro policial limpio, para acceder a su legalización, agregó el informante.

Según un artículo sobre el tema que publica este lunes el diario Los Angeles Times, luego de pasar estas formalidades que legalizaría su situación, las personas pueden trabajar, pero no recibirían beneficios federales públicos, incluyendo cupones de alimentos, asistencia a la familia, cuidados de salud y seguro de desempleo.

Angela Kelley, una experta en inmigración del Center for American Progress, un tanque pensante con estrechos vínculos con la Casa Blanca, valora los avances y los compara con un cubo de Rubik, en el que hay más caras coincidentes en color que nunca.

Por otra parte, aún no se ha decidido el tiempo que deben esperar los inmigrantes para obtener la residencia permanente y convertirse en ciudadanos, aunque fuentes vinculadas a las pláticas consideran que obtener una tarjeta verde probablemente demoraría 10 años o más.

Pese a los esfuerzos de los negociadores aún falta avanzar en las cantidades de visas a otorgar a especialistas de alto nivel y otros trabajadores invitados, la ampliación de los agentes de la Patrulla Fronteriza y otras medidas de seguridad, entre otros temas candentes.

Las negociaciones del grupo prosiguen, aunque difícilmente cumplan su promesa de tener lista una iniciativa antes del receso del Senado el 22 de marzo y eso se dilate hasta la primera quincena de abril, dijeron asesores.

En los últimos días destaca el apoyo al trabajo del grupo bipartidista de los negociadores de la AFL-CIO y la Cámara de Comercio de Estados Unidos, quienes favorecen un acuerdo entre empresarios y sindicatos sobre un programa para traer trabajadores temporales al país.

A diferencia del pasado, las empresas y los sindicatos quieren una ley de inmigración, dijo a Los Angeles Times, Eliseo Medina, secretario-tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios, que representa a más de dos millones de trabajadores.


Descarga la aplicación

en google play en google play