Escúchenos en línea

EEUU deportará 28 mil salvadoreños, el doble del año pasado

Por Yolanda Magaña, Diario El Mundo de El Salvador | 17 de Mayo de 2007 a las 00:00
Las autoridades migratorias de El Salvador proyectan que la cantidad de deportados por Estados Unidos, al final del año 2007, duplicará las expulsiones que hizo durante 2006. El director general de Migración, Rafael Álvarez, aseguró que "lo más probable" es que se llegue a "los 28 mil". En 2006, 14 mil 395 salvadoreños fueron devueltos desde los centros de detención del país norteamericano: un promedio diario de 39.4. De enero al 13 de mayo de 2007, siete mil 238 salvadoreños han sido expulsados por Estados Unidos: el promedio al día subió a 72.8. "Es básicamente la misma cifra que tuvimos todo el año 2005. Del 2005 al 2006, se duplicó la cifra", observó el funcionario. Si las autoridades migratorias de Estados Unidos no aumentan ni disminuyen el ritmo de las expulsiones durante 2007, el año terminará con 26 mil 572. "Es preocupante, lógicamente, para todos. Nos preocupa que venga tanta gente de regreso", afirmó el director de Migración. La mayoría de repatriados vienen de Nuevo México, Arizona, Texas, Nevada, Utah, Montana, entre otros, y son originarios de San Salvador, San Miguel, Usulután, La Unión y Santa Ana. "Estos son los departamentos con mayor cantidad de personas deportadas", expresó. Una de las preocupaciones del gobierno es el aumento de la cantidad de pandilleros y de las personas encarceladas en Estados Unidos por algún delito. La cantidad de pandilleros subió de 35 en 2005 a 102 durante 2006. De enero a mayo de este año, se han recibido un total de 47 personas integrantes de pandillas. También, la proyección de la Dirección de Migración es que la cantidad de miembros de maras se duplique en diciembre de 2007. El director de Seguridad Ciudadana, Gabriel Carranza, asegura que los pandilleros "vienen a hacer escuela" a El Salvador, "a buscar fondos", con el fin de retornar a sus campos de acción. Carranza se refirió a que muchos de ellos regresan a Estados Unidos o a Canadá para seguir delinquiendo, teniendo nexos con pandilleros en El Salvador. Carranza aseguró que la oficina del Buró Internacional de Investigaciones (FBI) estadounidense que estará en El Salvador será una ayuda para tener una información exacta sobre los pandilleros deportados a El Salvador. Otro recurso para controlar a los pandilleros que llegan a territorio salvadoreño es el proyecto de "Ley de defensa social", que busca un mecanismo legal para poder capturar a estos delincuentes. En cuanto a los antecedentes penales de los deportados, la proporción casi no varía: mientras que en 2005, el 25%, habían sido condenados por diferentes delitos; en 2006, la proporción fue de 21% y, en 2007, de 22%. Los delitos más graves cometidos por los salvadoreños con récord delictivo son drogas robos y asaltos. Según el director Rafael Álvarez, no necesariamente las personas que vienen sin antecedentes penales están exentos de cualquier proceso penal pasado en los Estados Unidos. Según el funcionario, El Salvador ha acordado con Estados Unidos un máximo de cinco vuelos a la semana con un máximo de 120 personas por cada uno. Sin embargo, las políticas de Estados Unidos, reconoce el funcionario, han sido "mucho más agresivas" en el transcurso del tiempo. "En el 2005, máximo mandaban 40 personas por vuelo. En el 2006, 80. Este año, 120. Ahí está viendo usted la duplicación", aseguró. El Salvador firmará un convenio que busca informarse sobre los antecedentes exactos de todos los compatriotas deportados antes que lleguen al país.

EEUU dará datos de los deportados

Los ministerios de Relaciones Exteriores, y Seguridad Pública y Justicia, firmarán un convenio para controlar más a los deportados, con la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador. El acuerdo será firmado por el ministro de Seguridad, René Figueroa, el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Laínez, y el embajador estadounidense, Charles Glazer. "El señor presidente (Antonio Saca) ha estado recientemente tocando ese tema y es uno de los temas prioridad para el presidente. Van a convocar a los medios para ese anuncio", informó el director general de Migración, Rafael Álvarez. El convenio permitirá que El Salvador reciba la información biográfica, huellas y fotografías de los deportados antes de que lleguen al país. "Eso va a funcionar en Estados Unidos y es a través de los consulados que se va a conocer esa información", explicó. El acuerdo sería firmado ayer, pero, a última hora, se suspendió. El trabajo de los consulados de El Salvador en los Estados Unidos será clave para tener la información lista de los futuros deportados. Los titulares de los consulados recolectarán la información de los compatriotas, cuando éstos se encuentren en los centros de detención estadounidenses, en coordinación con Homeland Security. "Tiene que haber un proceso de identificación para ver si es salvadoreño o no, puede ser que sea mexicano, hay que darle un documento de viaje, tomarle una fotografía", explicó el funcionario titular de Migración, y añadió: "Para cuando ellos vengan ya tengamos esa información".

Descarga la aplicación

en google play en google play