Escúchenos en línea

Aumentan las deportaciones tras creación de unidad especial en El Paso

Agencia EFE. Desde El Paso, Texas. | 17 de Mayo de 2007 a las 00:00
Las expulsiones de inmigrantes que han burlado una orden final de deportación han aumentado en el sector de El Paso desde la creación de una unidad especial encargada de buscar a estos infractores. Durante el año fiscal 2006 fueron deportados en este sector 16.383 inmigrantes, de los cuales 7.413 tenían antecedentes penales en el país, informó la portavoz del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), Leticia Zamarripa. Mientras que en 2005 fueron expulsados formalmente del país 11.491 inmigrantes, 5.236 catalogados como criminales. La vocera indicó que este incremento se debe en gran parte a la creación de dos unidades dependientes del ICE en el sector, una en El Paso y la otra en Alburquerque (Nuevo México) que trabajan en localizar y detener a inmigrantes que han ignorado una orden de deportación final. Actualmente, a nivel nacional, hay 52 de estas unidades de Detención y Deportación y se calcula que para finales del presente año fiscal -que concluye el 30 de septiembre- habrá 74. La portavoz aclaró que estas expulsiones incluyen no solamente a indocumentados, sino también a personas que eran residentes legales y que perdieron su estatus migratorio tras cometer un delito que derivó en una aceptación de culpabilidad, o que fueron encontrados culpables por una corte. "La residencia legal en el país no es garantía de que la persona, en caso de cometer un delito, no puede ser expulsada del país", explicó la funcionaria. Señaló que las cifras de deportaciones que corresponden al sector de El Paso incluyen también a inmigrantes que son trasladados vía área a la frontera desde ciudades del interior del país como Boston o Chicago. Semanalmente reciben dos vuelos del interior. "Cuando llegan aquí ya tienen ordenes de deportación finales, y únicamente procedemos a regresarlos a México", dijo. En los primeros ocho meses del presente año fiscal se han deportado 4.097 inmigrantes clasificados como "no criminales" en comparación con el mismo período de 2006, cuando la cifra ascendió a 3.837. A este número se agregan 5.976 expulsiones formales de inmigrantes con antecedentes penales en 2007, en comparación con menos de 4.000 en 2006. Los datos no incluyen las detenciones y regresos voluntarios a México realizados por la Patrulla Fronteriza. Según Zamarripa, las personas deportadas, especialmente durante redadas, tienen la oportunidad de informar si tienen dependientes en EE.UU. que necesiten de ellos, lo que en ocasiones les permite permanecer en el país hasta resolver su situación familiar. "Desafortunadamente en muchos casos nos dan información incorrecta porque buscan evitar que los agentes vayan a sus casas, en donde posiblemente otros miembros de la familia son inmigrantes indocumentados", finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play