Escúchenos en línea

Mexicanos se quejan de que imperan abusos en frontera con EEUU

Diario Nuevo Excélsior. Desde Ciudad de México. | 19 de Mayo de 2007 a las 00:00
El panorama para los indocumentados en Estados Unidos es muy negativo, "me ha sorprendido mucho el nivel de vulnerabilidad que tienen los migrantes y el nivel de impunidad respecto a la violación de sus derechos humanos" dijo a Excélsior Jorge Bustamante, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos de los Migrantes e investigador del Colegio de la Frontera Norte. Ayer culminó la visita de Bustamante a los centros de detención de Estados Unidos y según sus declaraciones el panorama no es justo para los indocumentados en ese país. De acuerdo con el funcionario de la ONU, las violaciones a los derechos humanos más sentidos son las de "aquellos inmigrantes detenidos en las frecuentes redadas que se llevan a cabo en toda la Unión Americana, especialmente en las comunidades de migrantes". Explicó que algunos adultos son arrestados por la policía estadunidense luego de ingresar a sus hogares rompiendo cerraduras y puertas a patadas. Penetran a las casas y detienen a los jefes de familia frente los niños "que permanecen asustados y llorando porque de pronto se quedan sin padres". El investigador aseguró que los indocumentados quedan a merced de las autoridades sin ninguna protección o recurso y "en la violación muy clara de sus derechos humanos". Recientemente a Bustamante se le negó la entrada al centro de detención familiar Don Hutto, en Texas, y a la correccional de Freehold Nueva Jersey; "me invitaron y luego me cancelaron. Lo lógico de suponer, es que no querían que yo viera algo que está ocurriendo respecto a los derechos humanos de los migrantes en esos dos centros de detención", expresó. El relator manifestó que las autoridades estadunidenses no le dieron explicación alguna por su negativa para visitar ambos centros. Sin embargo ya envió una carta al embajador de Estados Unidos ante la ONU, Kalmay Khalilzad, en la que le indica que estaban autorizadas las inspecciones por el Departamento de Estado. "En los centros de detención a los niños los tratan de una manera que es violatoria a los derechos humanos pues no les dan la atención alimentaria debida y los separan de sus padres. A los adultos les cargan delitos no cometidos y agravan muy significativamente su situación migratoria". A la entrada ilegal a la Unión Americana que es una infracción administrativa, explicó Bustamante, "les están agregando cargos federales, lo que sería un crimen de alto castigo, les aumenta la penalidad cerca de 20 años y les prohíbe regresar a EU". Las recomendaciones que el relator ofrezca a Estados Unidos para futuros cambios en su política de migración, deberá entregarse primero al gobierno estadunidense para otorgarle su derecho a réplica. Posteriormente se prodigará a la Asamblea General de la ONU. Los 12 millones de inmigrantes ilegales en Estados Unidos podrían llegar a convertirse en ciudadanos del país norteamericano en 14 años si la propuesta acordada por la Casa Blanca y los senadores republicanos y demócratas llegara a ser convertida en ley por el Congreso. Según explicó el senador republicano Jhon Kyl; el proceso no comenzaría hasta que no estén plenamente implementadas las nuevas normas sobre controles fronterizos, que incluyen el reforzamiento del personal y la construcción de barreras físicas. Funcionarios estiman que el proceso tardará unos 18 meses.

Descarga la aplicación

en google play en google play