Escúchenos en línea

Centenares de mexicanos se refugian en iglesia tras redada en Ohio

LaVoz.com. Desde Painesville, Ohio. | 20 de Mayo de 2007 a las 00:00
Una redada federal contra inmigrantes ilegales provocó que centenares de mexicanos que trabajan en el noreste de Ohio se refugiaran en una parroquia católica. Unas 400 personas se ocultaron el sábado en el sótano de la iglesia de Santa María luego de los arrestos de inmigrantes ilegales del viernes, muchos de ellos en Painesville ubicada a unos 50 kilómetros (30 millas) al este de Cleveland. Para el sábado por la noche, la mayoría de las personas habían dejado el templo, sintiendo que ya estaban a salvo. "Estamos asustados", dijo Guadalupe González, de 36 años, sentado con su esposa y dos hijos al tiempo que sostenía un rosario. "Pueden detenerme y enviarme de regreso a México". Activistas en la comunidad hispana en el condado Lake dicen que fueron arrestadas unas 100 personas, pero un portavoz de la Oficina de Inmigración y Aduanas dijo que se detuvo a 24. "No estaban golpeando puertas. Nada drástico. Tenían órdenes de arresto, no órdenes de allanamiento", dijo el alguacil del condado Lake, Dan Dunlap, cuyo personal asistió a los agentes federales. "Escuché que descubrieron a seis personas en una camioneta. Las seis eran ilegales". Los agentes federales tenían una lista de personas a arrestar, dijo el sargento de la policía de Painesville, Dan Waterman. Fueron a los domicilios de las personas en la lista, pero también arrestaron a otros inmigrantes ilegales que encontraron. "Fue una operación contra blancos específicos", dijo Waterman. Una marcha el sábado en el ayuntamiento de Painesville atrajo a unas 200 personas, que condenaron las redadas. Los participantes llevaban banderas mexicanas, estadounidenses y carteles que decían: "¡No pueden deportarnos a todos!". Las batidas castigan injustamente a una comunidad trabajadora, dijo Veronica Dahlberg, activista en la comunidad hispana local y directora del organismo HOLA, siglas de Hispanas Organizadas de Lake y Ashtabula. Los arrestos forman parte de una campaña a nivel nacional, y se produjeron luego de una propuesta de ley negociada recientemente entre la Casa Blanca y el Congreso para lidiar con los problemas de inmigración.

Descarga la aplicación

en google play en google play