Escúchenos en línea

Transportistas se aprovechan de desventajas de inmigrantes latinos

Chicago. Agencias. | 3 de Mayo de 2013 a las 16:09

Chicago es una de las áreas donde más se ha extendido el fenómeno de los 'raiteros', transportistas quienes se dedican a llevar de un sitio a otro a inmigrantes con el fin de que trabajen para grandes corporaciones.

Cientos de inmigrantes, la gran mayoría mexicanos, se ubican en puntos claves de la zona conocida como 'La Villita', en Chicago, en espera de que estos transportistas o 'raiteros' los lleven a empleadores, quienes necesitan de mano de obra barata, según una investigación de ProPublica.

Esta modalidad se ha extendido en ciudades de Estados Unidos, donde hay una significativa comunidad de inmigrantes latinos; pero en el medio oeste del país es más notable, pues cada día más agencias temporales y grandes corporaciones recurren a esta variante de contratación de empleados a través de mediadores.

De acuerdo con el estudio de ProPublica en conjunto con American Public Media's Marketplace los 'raiteros' se han fusionado con agencias temporales y sus clientes corporativos de una forma tal que no tiene precedente en Estados Unidos y tal vez estén violando la ley del salario mínimo en Illinois", apunta la investigación de ProPublica.

"Los 'raiteros' no sólo transportan trabajadores, también reclutan, deciden quién trabaja y quién no, incluso distribuyen el pago en cheques", añade.

Cobran ocho dólares por día por el hecho de transportar y los inmigrantes -aunque ganan el salario mínimo o incluso menos- deciden tomar esta alternativa a no tener trabajo.

En barrios concurridos por inmigrantes hispanos en Chicago es habitual ver el flujo de 'raiteros'. Alrededor de mil trabajadores son transportados por día a almacenes y fabricas dentro de la ciudad y en las afueras, puntualiza ProPublica.

María Castro es una inmigrante mexicana, entrevistada por ProPublica, y quien dice estar consciente de estar mal pagada, pero "si te quejas demasiado, no te llevan más a trabajar".

Muchos de estos obreros terminan ganando alrededor de $6 por hora, por debajo del sueldo mínimo en Illinois de $8.25 por hora.

Castro usa el servicio de los 'raiteros' y va a trabajar a Ty Inc., una compañía que se dedica a fabricar animales de peluche.

Para Castro su empleador es Rigo, un 'raitero' cuyo nombre completo es Rigoberto Aguilar. Él les informa a ella y a otros obreros si tienen trabajo y los busca en un autobús escolar en un callejón a las 4:30 de la mañana, explica ProPublica.

La palabra 'raitero' es una invención en Spanglish que quiere decir, 'una persona que da aventones' ('rides' en inglés).


Descarga la aplicación

en google play en google play