Escúchenos en línea

Derrota de latinos en el Senado

Agencia Reuters. Desde Washington. | 22 de Mayo de 2007 a las 00:00
Un frágil acuerdo sobre un proyecto de ley de inmigración sobrevivió el martes su primer desafío en el Senado estadounidense, cuando legisladores rechazaron un intento demócrata por eliminar un programa de trabajo temporal criticado por sindicatos y grupos latinos. El Senado rechazó, por 64 votos contra 31, el primero de varios desafíos que enfrenta el acuerdo que busca reforzar la seguridad en la frontera, aumentar las medidas contra quienes contratan ilegales, crear un programa de trabajo temporal y legalizar a unos 12 millones de inmigrantes indocumentados. La primera ofensiva en contra al proyecto vino por parte de los senadores demócratas Byron Dorgan, de Dakota del Norte, y Barbara Boxer, de California, quienes dijeron que el programa de trabajo temporal crearía una subclase de trabajadores baratos con pocos derechos laborales. "Esto es un escondite para los grandes intereses económicos que quieren importar más trabajo barato a nuestra fuerza laboral", dijo Dorgan sobre el plan, que creará por lo menos unas 400.000 visas de trabajo temporales cada año. La enmienda eliminaría el programa de trabajo temporal del proyecto que se debate esta semana en el Senado. Otros legisladores también presentarán modificaciones para limitar el programa que, según los empresarios, es necesario para cubrir empleos que los estadounidenses no pueden o no quieren tomar. La propuesta fue discutida a puertas cerradas por varias semanas por la Casa Blanca y un grupo bipardista de senadores, y ya generó críticas de varios sectores. Los republicanos conservadores se oponen a un programa de legalización para los inmigrantes ilegales y dicen que eso es recompensar a personas que violaron la ley. El proyecto también fue criticado por poner límites a la inmigración basada en la familias y por crear un sistema de puntuación para calificar a los futuros inmigrantes. Frente a la creciente oposición, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nevada, postergó hasta principios de junio una votación sobre el proyecto, después de que los legisladores regresen de una semana de receso. Los defensores del proyecto dicen que el ingreso de millones de trabajadores ilegales a Estados Unidos ha devaluado los sueldos y que el programa de empleo temporal incluye protecciones a los salarios y crea un sistema para que los empleadores cubran sus necesidades de mano de obra. Pero los sindicatos quieren que el proyecto incluya una manera de dar la residencia permanente a los trabajadores temporales, para que puedan gozar de los mismos derechos que sus colegas estadounidenses. Una ley aprobada en el Senado el año pasado incluía una vía para que los inmigrantes optaran a la ciudadanía, pero la Cámara de Representantes votó un proyecto que no contempla tal medida. La iniciativa quedó pendiente para este año, ya que el Congreso no llegó a un acuerdo sobre el tema, pero ahora ambas cámaras están bajo control de los demócratas.

Descarga la aplicación

en google play en google play