Escúchenos en línea

Costos de remesas siguen muy altos, afirma Banco Mundial

LaVoz.com. Desde Washington. | 24 de Mayo de 2007 a las 00:00
El Banco Mundial dijo el jueves que los flujos de las remesas hacia los países en desarrollo continuaron en aumento el año pasado y que Latinoamérica fue el principal destino por tercer año consecutivo. Sin embargo, el banco hizo notar que todavía subsiste la preocupación por los altos costos del envío del dinero. En el 2006, los migrantes de países en desarrollo remesaron 206.000 millones de dólares, cifra mayor que los 193.000 millones del 2005 y más del doble del nivel registrado en el 2001. Los flujos, incluyendo los de países de altos ingresos, se estiman en 276.000 millones para el 2006, dijo el Banco en un estudio difundido en una conferencia sobre migración y desarrollo en su sede de Washington. "Los montos solamente reflejan transferencias hechas a través de canales oficiales", sostuvo Dilip Ratha, economista autor del estudio. "El verdadero monto de las remesas, incluyendo los flujos formales e informales, es mucho mayor". El Banco Mundial dijo que si bien los costos de las remesas continúan en descenso son todavía altos. Señala que para enviar 200 dólares desde Estados Unidos a un país en desarrollo (a través de las tres principales compañías de transferencia de dinero Western Union, MoneyGram y Dolex) el costo es de 18 dólares. Para enviar 300 dólares de Estados Unidos a México el costo fue de 12 dólares en el 2004, una baja del 54% con relación al de 1999, cuando llegaba a 26 dólares. Según el estudio, en América Latina se encuentran algunos de los mayores recipientes en el mundo, pero el crecimiento de las remesas ha tenido contratiempos recientemente como resultado de una baja en el sector de la vivienda en Estados Unidos. Desde el año 2002, las remesas a la región han estado subiendo a un ritmo de 7.000 millones de dólares por año. Pero, del 2005 al 2006, el aumento ha sido de sólo 5.000 millones. En el 2005 las remeses a Latinoamérica llegaron a 48.000 millones de dólares y en el 2006 a 53.000 millones. Hace apenas seis años, en el 2000, fueron de 20.000 millones. El cálculo del Banco Mundial para el 2006 es menor en más de un 10% que el proporcionado por el Banco Interamericano de Desarrollo, que estima el total en más de 60.000 millones para ese año. Después de Latinoamérica, las regiones que más reciben remesas son el Lejano Oriente y Pacífico con 47.000 millones y el Sudeste Asiático con 41.000. "Las remesas en los países latinoamericanos han reducido la pobreza, proporcionado financiamiento para servicios de educación y salud y también viviendas y pequeños negocios", dijo Ratha. "Son más efectivas en países donde hay un mejor clima de inversiones". El envío de remesas ha crecido más rápidamente en Europa y Asia Central, así como el Lejano Oriente y Pacífico. Los principales países recipientes de remesas en términos de dólares nominales son India, México, China y las Filipinas. Como contribución al producto bruto interno, sin embargo, los principales beneficiarios son países pequeños como Moldavia, Tonga, Guyana y Haití, donde las remesas exceden el 20% del PBI.

Descarga la aplicación

en google play en google play