Escúchenos en línea

Presidente Obama exhorta aprobar con celeridad reforma migratoria

EEUU. Agencia EFE. | 12 de Junio de 2013 a las 12:40

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó al Congreso a que apruebe con celeridad una reforma integral del sistema de inmigración antes de que finalice el verano. La normativa ahora está ante el pleno del Senado donde se intentará su aprobación en las próximas tres semanas.

"No hay razones para que el Congreso no pueda hacer esto antes del fin del verano (...) Mi administración ha hecho lo que ha podido por nuestra cuenta. El Congreso necesita actuar", enfatizó este martes Obama en un discurso desde la Casa Blanca, rodeado por líderes políticos, empresariales, sindicales y policiales, así como por estudiantes indocumentados.

Esta ley "no es perfecta. Es un compromiso", dijo Obama tras recalcar que a cambio de proponer una vía de legalización para los ilegales, el Gobierno se compromete a gastar seis mil 500 millones de dólares adicionales para garantizar la seguridad en la frontera sur.

Es la "mejor oportunidad que tenemos en años para arreglar el sistema migratorio", añadió el mandatario en la Casa Blanca, donde narró el caso de Tolu Olubunmi, una joven ingeniera nigeriana que estudió desde pequeña en Estados Unidos pero no tiene papeles y no puede trabajar.

"Este no es un debate abstracto, es sobre jóvenes increíbles que se consideran a sí mismos estadounidenses, han hecho todo bien y aún se ven impedidos de lograr su sueño americano", señaló Obama.

Este 11 de junio, el Senado estadounidense aprobó con 84 votos a favor y 15 en contra iniciar su debate final sobre una histórica reforma migratoria integral. En las próximas semanas se llevarán a cabo discusiones sobre todas las enmiendas al proyecto.

El primer paso será la votación final en el Senado, que debe producirse antes del feriado del 4 de julio próximo, estimó el líder de la mayoría demócrata de esa cámara, Harry Reid.

Por su parte, el jefe de la Cámara de Representantes, John Boehner, aseguró este martes que una ley de reforma migratoria se aprobará "sin duda" para finales de este año, pero sin detallar cuáles serían los cambios que desea.

La reforma deberá obtener 60 de los 100 votos de los senadores antes de pasar a la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos.

El documento de más de mil páginas supone una total reformulación del sistema de inmigración, que no ha sido modificado desde 1986.

El texto refunda el sistema actual de llegada al país mediante cuotas flexibles de trabajadores para los diversos sectores de la economía, crea un sistema de detección de salida con medidas biométricas y obliga a los empresarios a utilizar un sistema de verificación electrónica de la identidad de sus trabajadores extranjeros.

A cambio, le da un estatuto provisional a los indocumentados que se registren, que paguen una multa e impuestos y aprendan inglés, hasta que pasen 13 años para pedir la residencia definitiva y luego si lo desean la ciudadanía.

El texto también endurece las medidas de seguridad en la frontera y amplía sustancialmente la entrada de extranjeros de alta cualificación, medidas introducidas por los republicanos entre cientos de enmiendas que se aprobaron en el Comité de Asuntos Judiciales del Senado.

En la Cámara de Representantes se espera que el proyecto reciba los embates del ala más conservadora del Partido Republicano, quienes consideran que ofrece una "amnistía" para los inmigrantes que ingresaron al país en forma ilegal, y anteponen toda discusión a lograr una completa seguridad en la frontera.

Las encuestas en general reiteran que la mayoría de los estadounidenses apoyan una reforma integral migratoria que incluya el camino a la ciudadanía de extranjeros, siempre que se incorporen mayores medidas de seguridad en la frontera.

Desde su primera campaña electoral en 2008, Barack Obama prometió una reforma migratoria que le permitió convertirse en el primer presidente afrodescendiente en la historia de EE.UU. gracias a que el 67 por ciento de los hispanos votó por él.

Esta promesa, que legalizaría la situación de 11,6 millones de inmigrantes sin papeles que residen actualmente en Estados Unidos, aún no se ha materializado.


Descarga la aplicación

en google play en google play