Escúchenos en línea

La migración, fenómeno de siempre

Ciudad de México. Agencias. | 16 de Junio de 2013 a las 14:33

Al terminar la Segunda Guerra Mundial se reconfiguró el mapa político de Europa y se establecieron distintas fronteras, en pocos años los habitantes de las nuevas naciones, generalmente más deprimidas económicamente, empezaron a volver su mirada a occidente que en poco tiempo se supo reponer de los destrozos y dio paso a una nueva época en la que inició el florecimiento de todos los órdenes que atrajo millones de trabajadores que no tenían en sus países de origen los alicientes que ofrecían las naciones que emergían del desastre mundial y empezaron a cruzar fronteras y a incorporarse en fábricas y en la agricultura modernizada.

La situación se ha seguido presentando y ya adquiere en la actualidad una situación al problema para los países admisores, así España intercepta embarcaciones de marroquíes, Alemania ya no da visas a los turcos, en Francia se levantan mezquitas para los miles de musulmanes que han llegado de diversos países arábigos, en fin, la transculturización entre Europa y sus vecinos ya es un fenómeno constante y que muchas veces es propicio para la violación de los derechos humanos, abierta o soterradamente.

¿Qué ha ocurrido en el doloroso caso de los mexicanos, que son mayoría entre los emigrantes en los Estados Unidos de América, y que ha constituido un problema para aquel país y para el nuestro? Desde fines del siglo antepasado ya era común el tránsito por nuestra frontera norte en ambos sentidos, no se requería más que una identificación para cruzar y no era entonces abundante el paso de nuestros connacionales, había casos muy sonados como el de Juárez y Madero que recibían a sus partidarios en aquella nación y podían regresar a México sin problemas. Los Estados Unidos entraron tarde a la Segunda Guerra Mundial, pero lo hicieron con toda su fuerza, tanto en los teatros de guerra europeo como en el Pacífico, teniendo más de dos millones de hombres en combate y requiriendo acrecentar su producción bélica, llamaron a mujeres a las fábricas y establecieron convenios con México en aquel tratado llamado “De Braceros” por el que se aceptaba la prestación de servicios de nuestros paisanos por un tiempo determinado, que pudieran regresar una sola vez a Norteamérica.

Se inició así una cuantiosa inyección económica por los envíos generosos que realizaban los mexicanos a distintas regiones del país donde habían dejado a sus esposas, madres, hijos y demás familia que fueron mejorando sus situaciones económicas. Terminado que fue el conflicto, muchos mexicanos se quedaron a radicar en el país vecino y empezaron a llevarse principalmente a los jóvenes de su familia, naciendo así una gran corriente que quería pasar la frontera en forma subrepticia ya sea por los desiertos arenosos de Nuevo México y Arizona o tratando de cruzar el caudaloso río Bravo donde muchos dejaron su vida y sus esperanzas.

POSIBLE SOLUCIÓN

Ahora el problema de la inmigración ilegal parece empezar a resolverse, pues ya el Senado de los Estados Unidos rechazó por 57 a 43 votos una enmienda republicana que habría exigido al Departamento de Seguridad Nacional certificar el control efectivo de la frontera con México durante seis meses antes de que once millones de inmigrantes sin documentos puedan comenzar los trámites para su legalización. Fue la primera enmienda sometida a votación por el Pleno del Senado desde que inició el debate formal de un proyecto de ley redactado por un grupo bipartidista de ocho senadores, que busca condicionar a un reforzamiento de la seguridad fronteriza la opción a la naturalización de los once millones de inmigrantes sin papeles que no tengan prontuario policial, que paguen multas por dos mil dólares y que pasen diez años con un estatus provisional que les permita trabajar y viajar al extranjero.

El autor de la enmienda, el republicano por Iowa Chuck Grassley, justificó su enmienda como una manera de aumentar la seguridad fronteriza, porque considera, al igual que numerosos conservadores, que el proyecto de ley no lo logra adecuadamente. “Al leer los detalles del proyecto de ley es claro que el enfoque es legalizar primero, aplicar leyes luego. Mi enmienda cambiaría eso de manera fundamental”, dijo. Los ocho autores del proyecto de ley argumentan que la enmienda demoraría indefinidamente el proceso de legalización y votaron para rechazarla.

Se espera que durante las próximas sesiones se sometan a votación otras enmiendas que buscan aumentar los requisitos de seguridad fronteriza que debería cumplir el Gobierno estadounidense, antes de que los once millones de inmigrantes sin papeles puedan iniciar los trámites de su legalización. Una exige la construcción de 700 millas de cerca fronteriza reforzada y otra persigue la implementación de un sistema de identificación biométrico en todos los puertos de entrada del país.

¿LOGRARON LOS DEMÓCRATAS SU VICTORIA?

Hasta hoy sábado habían sido presentadas 61 enmiendas al proyecto de ley, pero se desconoce cuántas serán sometidas a votación. Senadores republicanos han advertido que exigirán endurecer la seguridad fronteriza e imponer condiciones más estrictas a quienes intenten legalizar su situación, mientras que los partidarios de la iniciativa creen que podrán obtener los 60 votos necesarios para que el proyecto sea aprobado en el Senado antes del cuatro de julio. Los demócratas ocupan 54 escaños en la Cámara Alta y los republicanos 46, pero varios oponentes dijeron que la aprobación no está asegurada.

Con ese fin, los creadores del proyecto intentarán aceptar las enmiendas de los conservadores sobre la seguridad fronteriza y otros temas para lograr la aprobación del proyecto, pero sin endurecer demasiado el proceso de obtención de la ciudadanía para que la bancada demócrata no rechace esas enmiendas. Los ocho autores del proyecto son los republicanos Marco Rubio por Florida, Lindsay Graham por Carolina de Sur, John McCain y Jeff Flake, ambos por Arizona, y los demócratas Dick Durbin por Illinois, Chuck Schumer por Nueva York, Bob Menéndez por Nueva Jersey y Michael Bennet por Colorado. Ojalá ahora sí sea cierto.


Descarga la aplicación

en google play en google play