Escúchenos en línea

Senador dice que el proyecto de reforma migratoria es «perfecto» en un 95 %

Washington. Agencias. | 16 de Junio de 2013 a las 15:32

El senador republicano Marco Rubio, un legislador clave en el debate sobre la reforma migratoria en el Senado de EE.UU., afirmó hoy que el 95 % de ese proyecto de ley está "en perfecta forma", pero es necesario mejorarlo en el área de seguridad fronteriza.

Rubio, uno de los senadores del llamado "Grupo de los Ocho" que impulsó el proyecto de reforma, subrayó su apoyo a la legislación pese a que en las últimas semanas ha advertido que, en su forma actual, podría hundirse en el pleno del Senado.

"Creo que éste es un punto de partida excelente, y creo que el 95 o el 96 % de la ley está en perfecta forma y lista para aprobarse. Pero hay elementos por mejorar", dijo Rubio a la cadena ABC.

El legislador por Florida evitó indicar si respaldaría la ley en caso de que no cambie ese aspecto, por considerarlo una situación "hipotética".

"El debate se trata ahora de qué forma le damos a la provisión de seguridad fronteriza. Si lo hacemos, esta ley tendrá un fuerte apoyo bipartidista. Si fracasamos, vamos a tener que seguir intentándolo, porque, al fin y al cabo, la única forma en que vamos a poder aprobar una reforma migratoria en ambas Cámaras es si tiene medidas reales de seguridad fronteriza", añadió.

El Senado inició el martes el debate formal sobre la reforma, y el jueves rechazó una enmienda republicana que buscaba condicionar la legalización de los inmigrantes indocumentados a que el Gobierno certificara primero la seguridad de la frontera con México durante seis meses.

Debido a su apoyo al proyecto de reforma, Rubio ha recibido numerosos ataques de republicanos conservadores que consideran que está cediendo a las presiones de los demócratas, algo que hoy negó.

"Reconozco que hay una división entre los conservadores sobre la reforma, y respeto las opiniones de otros", aseguró el legislador de origen cubano.

"Sólo espero que la gente entienda que la razón por la que me he embarcado en esto es porque éste es un gran problema que está hiriendo nuestro país", agregó.

Otro miembro del "Grupo de los ocho", el senador demócrata Bob Menéndez, dijo hoy a la cadena CNN que no aceptará que los republicanos utilicen sus objetivos de seguridad fronteriza para obstaculizar el camino a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que prevé la ley.

"Lo que no puedo aceptar es que se diseñen provisiones inalcanzables en materia de seguridad fronteriza con el fin de impedir la vía a la legalización y la ciudadanía", afirmó.

Menéndez advirtió, además, que sin ese camino a la legalización, "nunca habrá un camino a la Casa Blanca para el partido republicano".

Lo mismo opinó el senador republicano Lindsey Graham, que reconoció que un fracaso en el debate de la reforma frustraría las aspiraciones del partido en las elecciones presidenciales de 2016, cuando el apoyo de la comunidad hispana será crucial.

"Si no aprobamos la reforma, si no la cerramos de una forma razonable y práctica, no importará quién compita en 2016. Estaremos en una espiral demográfica mortal como partido", señaló Graham a la cadena NBC.

No obstante, el senador se mostró "más optimista que nunca" respecto al futuro del proyecto.

"Creo que el Congreso aprobará la reforma con más de 70 votos", pronosticó.


Descarga la aplicación

en google play en google play