Escúchenos en línea

Dueño de finca en España explotaba a búlgaros

Cartaya. EFE. | 21 de Junio de 2013 a las 14:27

La Guardia Civil de Huelva ha detenido al dueño de la finca de Cartaya en la que se encuentran un grupo de 120 inmigrantes búlgaros que le denunciaron por no haber cobrado sus sueldos en la campaña fresera y no tienen recursos para volver a su país.

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil, la detención se ha producido después de que los inmigrantes denunciaran la situación el pasado viernes, en el marco de la investigación iniciada en relación a este asunto que desarrolla el Equipo de Atención al Inmigrante de este cuerpo (Edati).

Tras ser detenido, los agentes han trasladado al propietario a dependencias policiales, de donde ha salido después de tomarle declaración, en libertad con cargos, ya que la Guardia Civil le ha imputado un delito contra los derechos de los trabajadores.

Los inmigrantes han denunciado que carecen de recursos económicos para hacer frente a los costes del viaje de regreso a su país, tras comenzar a trabajar para su empresa el pasado septiembre y cobrar, según sostienen, tan solo algunas mensualidades y anticipos.

El portavoz de los afectados, Juan Labrador, ha indicado que los trabajadores han cobrado en los últimos meses anticipos de entre 50 y 100 euros correspondientes a lo que les adeudan, unos 250.000 euros.

La situación, según sostiene, afecta también a algunos menores que viven con sus familias en la propio finca, sin que se disponga de dinero, tampoco, para poder enviarlos a su país mientras se solventa la situación.

El subdelegado del Gobierno en Huelva, Enrique Pérez, ha informado de que ha mantenido una reunión con el empresario en el que éste se ha comprometido a pagar el viaje de vuelta a su país a los trabajadores que lo soliciten, previa firma de un reconocimiento de deuda del resto del dinero que se les debe.

No obstante, ha indicado que los trabajadores, en muchos casos, se niegan a abandonar el país sin haber cobrado "y en su situación es muy difícil decirles se contenten con un reconocimiento cuando la empresa no sabe cuando va a poder hacer frente a lo que les debe".

La empresa, según el subdelegado, les ha confirmado que carece de medios económicos para pagarles todo lo adeudado, y solo les garantiza que viajen de vuelta a su país.


Descarga la aplicación

en google play en google play