Escúchenos en línea

Con el ejemplo de César Chávez, inician lucha contra programa de trabajadores temporales

LaVoz.com. Desde Sanger, California. | 30 de Mayo de 2007 a las 00:00
En la década de 1960, el líder agrícola César Chávez organizó a los jornaleros para que protestaran contra un programa de trabajadores invitados que reclutó a millones de mexicanos para que recogieran cosechas a cambio de salarios bajos. En la actualidad, algunos defensores de los trabajadores agrícolas están aplicando su influencia para respaldar una propuesta en el proyecto de reforma migratoria que actualmente se encuentra en el Senado, la cual traería a miles de trabajadores a los campos más productivos del país pero prácticamente no les daría oportunidad de establecerse a largo plazo en Estados Unidos. El grupo United Farm Workers (Trabajadores Agrícolas Unidos) dice que es la mejor oportunidad de mejorar las condiciones de trabajo en los campos de cultivo de todo el país, y especialmente en California, donde el 92% de los jornaleros son extranjeros. Los activistas se quejan de que en ocasiones los trabajadores agrícolas inmigrantes reciben salarios bajos o de plano no se les paga, se les obliga a laborar en exceso, están expuestos a pesticidas, se les da vivienda de mala calidad o se ven sujetos a otro tipo de abusos. La central sindical AFL-CIO y el sindicato de trabajadores se oponen al proyecto de reforma migratoria, pues consideran que los trabajadores agrícolas que se encuentran temporalmente en el país son más vulnerables a sufrir violaciones a sus derechos laborales. También argumentan que algunos jornaleros se quedarán ilegalmente en Estados Unidos en lugar de volver a su país de origen cuando haya vencido su visa, algo que también ocurrió bajo el Programa Bracero, el último programa de trabajadores temporales. Algunos miembros de este programa _que operó de 1942 a 1964_ temen que el plan pueda repetir ultrajes cometidos en el pasado. "Si van a tener braceros de nuevo, bueno, necesitan protegerlos", dijo Agustín Oropeza, de 82 años y residente de Zamora, México, que recogía naranjas, limones, lechugas y jitomates en California en la década de 1940 y 1950. "No pueden dejarlos a que duerman en medio de los campos y beban de charcos, como hicieron con nosotros". El programa AgJobs acordado entre los agricultores y el UFW (siglas en inglés del grupo agrícola) durante la década pasada le permitiría obtener estatus migratorio legal a los que han trabajado en la agricultura estadounidense durante cuando menos 150 días a lo largo de un período de dos años, el cual concluyó el 31 diciembre del 2006. El programa sería sólo para 1,5 millones de personas. Después de esa fecha, podrían reclutarse nuevos jornaleros agrícolas en países extranjeros y ser traídos a Estados Unidos bajo un programa de trabajadores invitados ya existente, pero sólo podrían quedarse durante 10 meses cada vez que vinieran. No podrían ser candidatos a la ciudadanía en forma automática y tendrían que esperar aproximadamente ocho años tan solo para ubicarse en lista de espera.

Descarga la aplicación

en google play en google play