Escúchenos en línea

Los latinos imponen la moda culinaria en EEUU

Agencia EFE. Desde Miami, Florida. | 31 de Mayo de 2007 a las 00:00
La moda culinaria en Estados Unidos es cada vez más latina y los sabores de su despensa seducen a los paladares de este país, como se comprueba en Miami (Florida) en la feria Fispal Latino y su invitado de lujo: "Taste Latino". La cita gastronómica, que inició este jueves y concluye el próximo domingo, permitirá a los entusiastas de la buena mesa y profesionales del sector tomar el pulso a la penetración de los productos de sello latino en el mercado estadounidense. Una penetración que ha propiciado que los alimentos y bebidas de origen iberoamericano vivan hoy su mejor momento en este país. Para la muestra, esta feria que, en su tercera edición, ha imantado a más de trescientas empresas del sector alimentario procedentes de más de veinte países de Iberoamérica. "Miami es, sin duda, la puerta de entrada para hacer negocios en Estados Unidos", aseguró a Efe el español óscar Domínguez, presidente de Fispal Latino, quien destacó la participación este año de "nuevos países como Paraguay y el reforzamiento de la imagen de las compañías" presentes. Asimismo, aplaudió la participación, gracias a la ayuda prestada por la Cámara de Comercio Latina de EEUU (Camacol), y de algunas de las cadenas de supermercados y compradores más importantes del sur de Florida, como Publix, Winn Dixie, Goya o Sedanos, entre otros. Estos supermercados "se han ofrecido para entrevistarse con las empresas que muestran interés en hacer negocios con ellos", indicó Domínguez, quien calculó que el volumen de negocio que generará la feria este año podría superar los trescientos millones de dólares. Se trata de un escenario para que cristalicen las transacciones comerciales entre proveedores de Iberoamérica y compradores estadounidenses, subrayó. Domínguez calcula que cerca de 16 000 personas, entre visitantes y profesionales, pasarán estos días por Taste Latino, que busca impulsar los sabores y la riqueza alimentaria de Iberoamérica y facilitar que se materialicen los acuerdos comerciales. No hay marcha atrás. Los productos de origen latino han llegado y llenado las estanterías de las principales tiendas de alimentación frecuentadas en Estados Unidos tanto por latinos como por anglos. Y Fispal Latino, como la plataforma comercial más grande de productos latinos en el mundo, pone a la vista de los profesionales todo tipo de artículos relacionados con el sector alimentario y de bebidas. Así, el pabellón de la Cámara de Comercio de Murcia (España) presenta toda una gama de productos artesanales y de ricos caldos de las tres denominaciones de origen que ampara la zona: Yecla, Jumilla y Bullas. "Estamos muy contentos. En la feria del año pasado más de 1 500 empresas se pusieron en contacto con los expositores y el incremento de ventas de vivos, aceite, especias y conservas ha sido importante", apuntó Andrés Caballero Alcaraz, directivo de la Cámara. La región catalana apostó por los excelentes aceites extra virgen de aceituna arbequina, la dulcería selecta y los vinos reconocidos del Penedés, como los que elabora la familia Torres. La caseta de Colombia, con sus tarros artesanales de brevas, las delicadas obleas, panelas y demás conservas apetitosas, y Paraguay, que apeló a más de quince productos diferentes, desde la hierba de mate a los porotos, fueron un escaparate feliz de los sabores latinos. Brasil reunió la mayor participación de expositores con la presencia de cadenas tan importantes como Pan de Azúcar, Jau Serv y Savegnano, que aglutinan más de 600 tiendas en el país sudamericano. Por su parte, el pabellón de Panamá tiró la casa por la ventana en la feria con una muy bien organizada y nutrida presencia de empresas y productos del país, con más de sesenta marcas diferentes productos. Por otro lado, el Salón Gourmet confirmó que la cocina de impronta latina anega las ciudades de este país, caldeado por el suculento mestizaje culinario. Un puñado de maestros que han cimentado su triunfo en la cocina de hechura hispánica impartirán estos tres días clases magistrales. Tal es el caso del venezolano Edgar Leal, artífice del restaurante Cacao, en Miami, un establecimiento cuyas innovadoras propuestas no desdeñan el recetario tradicional. Otro destacado maestro del cucharón dispuesto a confiarnos su sabiduría culinaria es el español Francisco Bueno, del restaurante Ca LEsteve, ubicado en Barcelona (España), al que se suman los chefs de Macarena, Chocolate, Porcao y Caramelo, todo localizados en Miami.

Descarga la aplicación

en google play en google play