Escúchenos en línea

Nica herido en Oaxaca abandonado por la embajada

Por Alberto López Morales, diario El Universal, de México. | 5 de Junio de 2007 a las 00:00
En una cama del hospital civil de esta ciudad, el nicaragüense Wilbert Pastrana se reconforta con la compañía de las enfermeras. A su lado, ocho salvadoreños se recuperan igual, pero ellos al menos ya recibieron la visita de su cónsul. "Me entrevisté con ellos", dijo el diplomático salvadoreño Nelson Cuéllar, quien informó que su compatriota José Francisco Cruz, trasladado el domingo a Oaxaca, está grave. Los ocho salvadoreños heridos, al igual que el nicaragüense Wilbert, sobrevivieron el domingo de morir aplastados dentro de un tráiler cargado de plátanos, procedente de Ciudad Hidalgo, Chiapas, donde fallecieron seis de sus compañeros de viaje. Con el semblante agotado, el cónsul confirmó que dos de los seis muertos son salvadoreños: Juan Antonio Maravilla y Salvador Lovo. El tercer fallecido, Wilbert Arnoldo González, era de Guatemala. Se desconoce la identidad de los otros tres migrantes fallecidos. "A través de la cancillería vamos a contactar a los familiares para repatriar los cuerpos", añadió el diplomático, quien lamentó la muerte de los seis centroamericanos que "iban en busca de una mejor oportunidad". El personal del hospital civil Macedonio Benítez Fuentes de esta ciudad confirmó que los nueve hospitalizados serán dados de alta por la mañana de este martes y quedarán a disposición de las autoridades migratorias. Recuperados del susto y de las lesiones, ahora los salvadoreños recordaron que durante el trayecto el tráiler donde iban escondidos en un doble fondo fue sometido "como a cinco o seis revisiones". "Escuchábamos que golpeaban la caja, que hablaban, pero a nosotros ya nos habían dicho que guardáramos silencio. Que nadie hiciera ruido", señalaron, ahora reanimados tras la visita del cónsul. En la sede de la Procuraduría General de la República (PGR) de Matías Romero, la mayoría de los 170 indocumentados de Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras, detenidos tras el accidente, ya declararon ante la autoridad ministerial. "Es probable que sean deportados este martes", dijo una fuente del Instituto Nacional de Migración (INM). Hasta el momento, las autoridades federales no han informado si hallaron responsabilidad alguna de Orlando Díaz, el presunto conductor. Originario de Huehuetenango, Guatemala, Orlando Díaz cayó en diversas contradicciones tras su detención. Primero dijo que era el guía, después que venía dentro del tráiler, aunque confirmó que era su segundo viaje en 15 días. A las 10:20 horas del domingo pasado, elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y de la Policía Federal Preventiva (PFP) localizaron un tráiler estacionado sobre la carretera Transístmica, con los ilegales tirados en el piso. La policía descubrió en el sitio a seis indocumentados que murieron aplastados por sus mismos compañeros al romperse las tablas del doble fondo del tráiler, y 11 lesionados, en su mayoría salvadoreños. El cónsul Cuéllar Hernández admitió que el flujo de migrantes salvadoreños hacia Estados Unidos es enorme, pues la mayoría quiere reunirse con sus familias que huyeron tras 12 años de guerra que vivió el país centroamericano. "De 10 salvadoreños que emigran, sólo dos logran su objetivo de llegar a Estados Unidos", dijo e informó que el año pasado el consulado repatrió los cadáveres de siete salvadoreños que murieron en tierras oaxaqueñas en el intento de cruzar. El diplomático destacó que su gobierno espera una política migratoria ordenada por parte de las autoridades mexicanas, con la finalidad de disminuir los abusos contra los migrantes centroamericanos, víctimas de los polleros y los asaltantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play