Escúchenos en línea

Latinos de New Jersey con pánico: aumentan redadas de indocumentados

Por Cristina Loboguerrero, El Diario La Prensa, de New York. | 6 de Junio de 2007 a las 00:00
Según cifras del ICE, en Nueva Jersey las autoridades federales han duplicado el número de arrestos de inmigrantes indocumentados cuando al implementar el programa de captura de ilegales con procesos criminales o evasores de deportación, se llevan a cuanta persona sin documentos encuentran a su paso. Los arrestos llevados a cabo por agentes de inmigración (ICE) se han hecho bajo la implementación de la operación "Devuélvase al Remitente", el que a pesar de que su principal objetivo es arrestar a los inmigrantes ilegales con récord criminal o que han ignorado órdenes de deportación y continúan viviendo en los Estados Unidos, en dichos operativos han sido arrestadas personas que no tienen residencia legal en el país y que las autoridades lo reconocen como aprehensiones colaterales. Cifras de la oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), indican que en el Estado Jardín, durante un operativo llevado a cabo entre enero y febrero pasado, fueron arrestadas durante redadas, 363 personas de las cuales 156 eran fugitivas y 207 no tenían documentos legales de estadía en el país, sólo 48 de los arrestados tenían récord criminal. El pasado mes de mayo, ICE arrestó a 217 personas de las cuales 37 tenían récord criminal, las otras eran consideradas fugitivas o en el momento en que se conducían las redadas no pudieron demostrar que tenían documentos. En abril fueron aprehendidos 75 fugitivos y 142 personas indocumentadas. Bartolomé Rodríguez, director encargado de la oficina de ICE en Newark, asegura que para su agencia el detener a criminales y fugitivos de las calles y vecindarios, es una iniciativa para mejorar la seguridad nacional y combatir el índice de criminalidad local. Amy Gottlieb, directora de la agencia American Friend Service Committee en Newark, dijo que "con respecto a los arrestos colaterales, es una consecuencia horrible de un plan del ICE, que tiene el efecto de romper familias, destruir la confianza en las comunidades y no que llega a tener ningún impacto nuevo en la política de inmigración". Agregó la experta que "lo que estamos viendo es una contradicción entre el nivel alto que se discute con una reforma inmigratoria y lo que está pasando a nivel de la comunidad. Hay que rechazar estas tácticas de inmigración que realmente tienen un impacto negativo en las familias, directas en la comunidad y en nuestra imagen como país que supuestamente respeta los derechos civiles". Las redadas se llevan a cabo tanto en sitios de trabajo como en casas. La queja general es que los agentes que realizan los operativos lo hacen de forma brusca, participando de entre seis a 10 individuos que entran en horas de la madrugada golpeando fuerte y arrestando a las personas que no tienen documentos, sin importarles la presencia de menores, a esto se le agrega en muchos casos la barrera del idioma.

Descarga la aplicación

en google play en google play