Escúchenos en línea

Saca viajará a Washington para cabildear por reforma migratoria

Agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 8 de Junio de 2007 a las 00:00
El presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, viajará el próximo lunes a Washington, para cabildear por la reforma migratoria en ese país, misma que ayer quedó estacada luego de que el Senado no lograra un acuerdo para limitar su debate. El canciller salvadoreño, Francisco Laínez, quien acompañará a Saca durante su visita a la capital estadounidense, dijo hoy a la prensa que "deberemos estar atentos de qué es lo que acontece" en ese país sobre la reforma migratoria. Informó de que "estaremos viajando a los Estados Unidos con el presidente Saca el día lunes para ir a hablar con los senadores nuevamente para ver qué es lo que está pasando, para seguir cabildeando y ver como El Salvador puede ayudar a nuestros compatriotas". Una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo a Acan-Efe que los funcionarios partirán a EEUU en un vuelo comercial durante la mañana del lunes y que la visita se extenderá hasta el próximo 13 de junio. Por su parte, el canciller sostuvo que en Washington "vamos a visitar a diferentes senadores y congresistas para seguir cabildeando por los salvadoreños, para seguir viendo que reformas se pueden incluir que vayan específicamente a beneficiarlos". Según cifras oficiales, en EEUU se encuentran más de 2,5 millones de salvadoreños, de los cuales unos 230.000 están protegidos por el Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés) que vence en septiembre próximo, pero que el Gobierno de EEUU ha prorrogado por otros 18 meses. El proyecto bipartidista de reforma migratoria, apoyado por el presidente George W. Bush, quedó estancado ayer luego de que en el Senado no se alcanzará un acuerdo para limitar el debate, lo que significa que los legisladores que lo rechazan podrán presentar enmienda tras enmienda y retrasar así de forma indefinida su aprobación. Tras la negativa, el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, anunció que retiraría la propuesta, misma que contempla la legalización de más de 12 millones de inmigrantes en EEUU y un programa de trabajadores temporales, entre otras medidas. Laínez dijo que la reforma migratoria "es un tema que solamente puede ser resuelto de manera bipartidaria", pero que "los sentimientos a favor y en contra son tan fuertes, que hay senadores republicanos votando a favor y senadores demócratas votando en contra". Apuntó que el proceso "se ha complicado aún más" y que la discusión "ha quedado como inconsciente", al tiempo que expresó sus esperanzas en que la misma sea retomada próximamente. El funcionario dijo que "si se parte de un reconocimiento a los valiosos aportes" que realizan los indocumentados en EEUU "creo que se puede comprender mejor la necesidad de una reforma migratoria".

Descarga la aplicación

en google play en google play