Escúchenos en línea

Latinos reciben con alivio nueva normativa sobre pasaportes

Agencia EFE. Desde Dallas, Texas. | 11 de Junio de 2007 a las 00:00
Para muchos latinos de nacionalidad estadounidense, la decisión del Gobierno de permitir momentáneamente la entrada por vía aérea con una identificación y el recibo de la solicitud significa un alivio ante el retraso en la emisión de pasaportes. La semana pasada, el Departamento de Estado informó de que los ciudadanos de Estados Unidos que viajen a Canadá, México, el Caribe y las islasBermudas y hayan pedido pero aún no recibido sus pasaportes, podrán entrar y salir de su país. La medida obedece a un retraso en los procedimientos de solicitud por un récord de peticiones de pasaportes, que según el mismo Gobierno, sobrepasa el medio millón de solicitudes que aún están a la espera que les llegue esa identificación. Para algunos, como Gustavo Marroquín, la disposición del Gobierno de extender los requisitos para viajar a esos países significa un alivio debido a los compromisos comerciales que tiene su empresa, una exportadora e importadora que opera en Dallas. "Nuestras ventas están condicionadas a las relaciones públicas que hacemos mayormente con México y Canadá, y la mayoría de nuestro personal realiza viajes 'relámpago' a esos lugares. Con el retraso de los pasaportes, hemos perdido tiempo y dinero", señaló Marroquín. Una de las alternativas que utilizó Marroquín en las últimas semanas fue contratar a personal extranjero para que pudiese viajar e ingresar a territorio estadounidense y así no perjudicar sus ventas. Leonel Suárez, propietario de una pequeña distribuidora de alimentos que realiza operaciones con México, ha sido otro que ha experimentado pérdidas en su negocio porque no pudo viajar a tiempo para finiquitar varias transacciones comerciales. "Me dijeron que el pasaporte me llegaba de cuatro a seis semanas, pero han pasado casi dos meses y no tengo noticia alguna", indicó Suárez, quien planea viajar a Houston (Texas), donde se encuentra una de las 11 oficinas regionales del país y averiguar por el paradero de su pasaporte. Según Mathew Smith, portavoz en Dallas de la oficina que tramita los pasaportes en Dallas, la demanda por ese tipo de identificación ha significado un incremento significativo de carga de trabajo y aunque se ha contratado a más personal laboral, no es suficiente. "En cada una de las siete oficinas que operan en Dallas recibimos alrededor de 100 a 120 solicitudes cada día, pero el problema radica también en que sólo operamos tres días a la semana y en algunos lugares solamente se tramita el pasaporte con cita previa", afirmó Smith. Uno de los políticos que ha criticado la manera cómo el Gobierno lleva a cabo la emisión de pasaportes es el senador John Cornyn (R-Texas), quien ha calificado al Departamento de Estado como culpable de la crisis que se vive actualmente. "No hubo preparación a pesar de haber tenido el tiempo necesario para anticipar este tipo de demanda. No cabe duda que el Departamento de Estado ha fracasado", indicó Cornyn en un comunicado de prensa. Según el mismo Departamento de Estado, se espera emitir 18 millones de pasaportes hasta fin de año, seis millones más que en el 2006. La medida tiene como fecha límite hasta el próximo 30 de septiembre y no es válida para otros países. Las personas que soliciten un pasaporte podrán obtener un comprobante electrónico en el portal http://travel.state.gov que permitirá el ingreso a territorio estadounidense.

Descarga la aplicación

en google play en google play