Escúchenos en línea

Crueldad sin límites: deportan a latino discapacitado y ciudadano de EEUU

LaVoz.com. Desde Los Angeles, California. | 11 de Junio de 2007 a las 00:00
La familia de un discapacitado mental que fue deportado recientemente a México inició juicio al Departamento de Seguridad Interior y al departamento del alguacil del condado de Los Angeles el lunes, acusándolas de expulsar del país a un ciudadano estadounidense y reclamando que el gobierno ayude a encontrarlo. La familia dijo que busca a Pedro Guzmán en Tijuana desde hace un mes y teme que esté viviendo en la calle o algo peor. "Mi peor temor es que no esté vivo", dijo el hermano de Guzmán, Michael. "No sabe leer. A veces ni recuerda el número telefónico de la familia. Pedro Guzmán, de 29 años, vecino de la ciudad de Lancaster en el desierto, fue condenado el 19 de abril a 120 días de prisión por violación menor de propiedad privada, según la demanda en la corte federal. En la cárcel central de Los Angeles, preguntado sobre su estatus inmigratorio, dijo que había nacido en California, dice la demanda. Tiempo después, el departamento del alguacil lo identificó como no ciudadano, obtuvo su firma para la deportación voluntaria y lo entregó al departamento de Inmigración y Aduanas. La Unión Estadounidense por las Libertades Cívicas (ACLU por sus siglas en inglés) tiene el certificado de nacimiento de Pedro Guzmán, según la cual nació en el Centro Médico USC del condado de Los Angeles, dijo la vocera Celeste Durant. Tanto la oficina del alguacil como el departamento de inmigración han dicho a través de voceros que siguieron los procedimientos correctos. El 11 de mayo, Guzmán llamó a su hermanastro Juan Carlos Chabes en Lancaster, dijo Michael Guzmán. Habló con la esposa de Chabes, a quien dijo que lo habían deportado, pero no sabía dónde estaba. Entonces preguntó a un transeúnte dónde estaba, y la esposa de Chabes escuchó una voz de hombre responder "Tijuana", dijo Michael Guzmán. Entonces se cortó la comunicación y la familia no recibió más noticias. En Tijuana repartieron avisos, fueron a la policía, las cárceles y los hospitales, pero no han podido encontrarlo.

Descarga la aplicación

en google play en google play