Escúchenos en línea

Realizan procesión y una vigilia por el Día de Muertos en frontera México-EEUU

El Paso, Texas. Agencias. | 2 de Noviembre de 2013 a las 16:02

Por lo menos diez ampliaciones de fotografías inéditas de personas encontradas muertas en el desierto, mientras intentaban entrar a los Estados Unidos, fueron exhibidas justo en la cerca de malla galvanizada que divide la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez, México.

Los fotogramas, acompañados de un poco más de cien cruces con nombres de algunos de los 477 inmigrantes fallecidos en zonas áridas y peligrosas durante 2012, mostraban cuerpos en descomposición, mordidos por animales y víctimas de la asfixia, la sed, entre otros indescriptibles procesos.

La inusual galería fue montada por integrantes de la Red Fronteriza por los derechos Humanos (BNHR, por sus siglas en inglés) de El Paso y el Sur de Nuevo México como parte de la Procesión y Vigilia "Day of the Dead" en protesta en contra de "la errónea política migratoria y la militarización de la frontera"

"Estas muertes quedarán por siempre en la conciencia de nuestros congresistas, demócratas y republicanos, porque no terminan de aprobar una reforma migratoria integral y justa", dijo la portavoz de BNHR, Gabriela Castañeda.

Y sumó: "Además, nuestro presidente (Barack Obama) hay cosas que puede hacer y no las está haciendo como emitir una orden ejecutiva en donde se haga un alto a las deportaciones... Desgraciadamente, está dejando un legado de mediocridad. No es un presidente que ha estado cumpliendo sus promesas".

Según Castañeda sólo así, se pueden detener las muertes de esas personas, cuyo único pecado es intentar venir a los EUA a trabajar para lograr un mejor futuro para ellos, sus familias y el propio país.

"Son gente que tienen familias aquí y que no pueden venir por las vías legales, porque no hay los medios, entonces, estas políticas fronterizas malas, irracionales, se están orillando a que ahorita tengamos una crisis humanitaria", dijo.

Y sumó: "Los muertos van en aumento y las políticas son más duras, pues se quiere completar el muro fronterizo y se quiere ver que aquí en la frontera tenemos una zona de guerra cuando en realidad El Paso ha sido la ciudad más segura por tres años consecutivos".

Durante el evento, que también se realizó con motivo del tradicional Día de los Muertos, se rindió respeto a los cerca de seis mil inmigrantes extintos en la frontera, desde 1998 hasta la fecha, por buscar desesperadamente reunirse con sus familiares en los EU.

Margarita Arbisu, llegó desde Ciudad Juárez a apoyar la procesión, porque aseguró "la muerte de una persona que lucha por una mejor vida es lamentable e innecesaria. Me da tristeza de que hayan muerto en el camino de una manera tan terrible sin lograr sus metas, sus sueños".

Y agregó: "Hay miles de familias que no saben la suerte que corrieron sus familiares, no saben dónde se encuentran, dónde quedaron esos cuerpos. Es terrible ver esas fotos que revelan el sufrimiento que tuvieron al morir de sed, calcinados por el sol o muertos por una víbora".

Los participantes –unos 200 aproximadamente- vestidos de negro, acarreando cruces, féretros, velas y flores, recorrieron la calle Delta, desde la intersección con San Marcial hasta la Cypress, donde realizaron una vigilia para conmemorar y honrar aquellos que murieron en su intento de alcanzar el sueño americano.

Dentro de ellos, se encontraba el sacerdote Arturo Bañuelas, párroco de San Pius X quien dijo: "Es una injusticia que la gente tenga que morir por leyes injustas, solo porque quieren darle de comer a sus familias, mueren niños, mueren papás, mueren abuelos cruzando el desierto".

Y añadió: Por eso me parece importante que nosotros nos reunamos a horrarlos y acordarnos de ellos aunque sus voces no se escuchen físicamente, nosotros representamos sus voces. La muertes de todos estos seis mil inmigrantes, caerán sobre nuestras conciencias".


Descarga la aplicación

en google play en google play