Escúchenos en línea

Chilenos en el exterior votan simbólicamente en internet para reclamar derecho

Santiago de Chile. Agencia EFE. | 12 de Noviembre de 2013 a las 12:53

Miles de chilenos que residen en el extranjero están llamados a participar en las elecciones presidenciales del próximo domingo a través de una votación simbólica en internet, una iniciativa que busca reivindicar el derecho a voto de las personas que viven fuera del país.

La votación simbólica empezó el pasado domingo y se prolongará hasta el 17, el día de los comicios presidenciales y parlamentarios en Chile, explicó a Efe Rossana Dresdner, responsable de Voto Ciudadano, uno de los organizadores del proyecto.

Hasta ahora han votado más de 2.500 chilenos de unos cuarenta países, en especial de Estados Unidos, España, Dinamarca, Reino Unido y Francia, aunque también se han recabado votos de países como Arabia Saudí, Etiopía e Irak, entre otros.

Los organizadores trabajan con el padrón del Servicio Electoral chileno, de 13.573.134 electores, y la votación se realizará a través de una plataforma tecnológica elaborada por Inria, un instituto francés que ha contado con la colaboración de nueve universidades chilenas.

Los ciudadanos chilenos que quieran votar por internet deberán tener el pasaporte o el carné de identidad al día y facilitar el número de serie que aparece en sus documentos.

El sistema bloqueará las direcciones IP de Chile para asegurarse de que los votos efectivamente llegan desde el extranjero, un método que no es cien por cien seguro pero que da fiabilidad a los resultados que se obtengan, puntualizó Dresdner.

El 17 de noviembre, un tribunal electoral integrado por cinco personas del ámbito cultural y académico abrirá la urna digital y pocos minutos después se obtendrán los resultados.

El tribunal está formado por María Luisa Sepúlveda, presidenta del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos; Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT); el escritor Antonio Skármeta; Osvaldo Núñez, abogado y exdiputado canadiense, y José Miguel Piquer, profesor de la Universidad de Chile.

Rossana Dresdner, responsable de Voto Ciudadano, aseguró que la iniciativa cuenta con un respaldo político transversal y con el apoyo de siete candidatos a la Presidencia de Chile.

Las dos candidaturas que no expresaron su apoyo a la campaña son las de la conservadora oficialista Evelyn Matthei y la del independiente Tomás Jocelyn-Holt.

Dresdner sostuvo que la votación virtual tiene el respaldo de algunos parlamentarios de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), los partidos oficialistas que durante años bloquearon en el Congreso el voto de los chilenos en el extranjero.

En septiembre pasado el Senado aprobó un proyecto de ley para regular el voto en el extranjero y que contempla la elaboración de una ley orgánica para establecer cómo se implementa la medida.

La derecha se ha opuesto históricamente al derecho a voto de los chilenos que viven fuera del país porque considera que le puede perjudicar en las elecciones, ya que durante el régimen militar (1973-1990) miles de ciudadanos se exiliaron y muchos de ellos siguen viviendo en los países que los acogieron.

Dresdner considera, sin embargo, que el factor político ha perdido relevancia porque muchos jóvenes han abandonado el país en los últimos años para ir a estudiar o trabajar fuera de Chile y que ahora se trata de obtener un "derecho ciudadano".

La votación virtual se ha difundido por las redes sociales con la colaboración de más de 150 "activistas digitales" que han hecho correr la campaña por el mundo y con el contacto directo con más de 1.200 organizaciones de chilenos en el exterior.

Las estadísticas oficiales, que tienen diez años de antigüedad, hablan de 400.000 chilenos con derecho a voto que viven fuera del país, cifra que según los promotores del voto virtual ha aumentado hasta el medio millón de posibles votantes.


Descarga la aplicación

en google play en google play