Escúchenos en línea

Un mexicano ilegal confiesa que es pedófilo

LaVoz.com. Desde Houston, Texas. | 13 de Junio de 2007 a las 00:00
Un inmigrante ilegal que se hirió la muñeca a propósito le confesó a los agentes que acudieron a auxiliarlo que abusó sexualmente de 13 niños, indicaron fuentes policiales. Mauricio Ojeda, de 29 años, se encontraba encarcelado el miércoles bajo un cargo de cometer actos indecentes con un niño después de decirle a la policía acerca de los abusos cuando ésta acudió a su casa el 29 de abril para responder a su llamada telefónica solicitando ayuda. Ronald Cunningham, jefe de policía de Magnolia, dijo que Ojeda tenía cortadas auto infligidas en su muñeca y carecía de pulso cardíaco cuando llegaron. El personal médico logró impedir que muriera, y el indocumentado dijo que había sido "un chico malo" y había abusado de 13 niños que habían vivido en la casa con él, señaló Cunningham. Vive con la madre de una víctima de 7 años, pero la policía desconoce la identidad o la edad de las otras víctimas. "Esperamos que alguien se identifique ante las autoridades de forma que podamos completar el caso", dijo Cunningham el miércoles en la página del diario Houston Chronicle en internet. El funcionario policial no devolvió inmediatamente una llamada telefónica que le hizo The Associated Press el miércoles. Debido a su estatus como indocumentado, Ojeda permanecía bajo custodia federal en Houston después de haber recibido atención médica y ser dado de alta del hospital. Ingresó a la cárcel del condado de Montgomery el 2 de mayo después de que se emitió una orden de arresto en su contra, y se le asignó una fianza de 50.000 dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play