Escúchenos en línea

Más de 300 mil mexicanos emigrarían a EEUU por la crisis

Ciudad de México. Por Nidia Marín/El Sol de México. | 6 de Enero de 2014 a las 14:52

¿Cuál será la migración de México a Estados Unidos en el futuro? Hay quienes aseguran que entre 230 mil y 330 mil mexicanos probablemente emigrarán cada año a Estados Unidos hasta 2017.

Hasta ahora, la crisis económica y el desempleo en aquel país, así como las deportaciones habían frenado la migración. Aseguran investigadores de BBVA Bancomer que la migración mexicana a los Estados Unidos "se encuentra estancada principalmente por factores que se han presentado en la economía estadounidense, tales como la reciente recesión económica y las acciones contra los migrantes".

Puntualizan lo previsible que resulta la continuidad de las restricciones a la entrada de los migrantes a los Estados Unidos en algunos estados de la unión americana.

"Esta situación hará más costosa la migración, que disminuya la probabilidad de que los migrantes mexicanos regresen y complicará el que algunos migrantes mexicanos puedan entrar de forma indocumentada", añaden.

Advierten, no obstante, que conforme la economía estadunidense se recupere (lo que ha empezado a suceder) se crearán más puestos de trabajo y ende "incrementará la demanda por trabajadores migrantes".

A esta situación, acotan, "hay que añadir el envejecimiento que está ocurriendo en la población estadounidense, lo que hará más necesaria la mano de obra migrante en la economía de los Estados Unidos. Al final estos dos factores, tendrán mayor peso que las restricciones a la entrada, por lo que el corto plazo los flujos migratorios mantendrán un ritmo relativamente bajo, pero quizás en 2 o 3 años más podrán retomar un mayor dinamismo".

Por otra parte, en un documento dado a conocer por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, emanado del Diálogo Binacional Migrantes Mexicanos en Estados Unidos y México se indican los dos acontecimientos sucedidos en la última década que han definido el contexto de la migración México-Estados Unidos: la peor crisis económica de Estados Unidos en setenta años (igualmente significativa en México) y un nivel de control migratorio sin precedentes.

"En los mismos flujos se manifiestan dos cambios importantes: niveles mucho más bajos de movimiento México-Estados Unidos -lo que redunda en un saldo migratorio neto cercano a cero- y un gran contingente de migrantes de retorno localizado en México. La interacción entre contexto y flujos podría ser discutible, pero esperamos tener un panorama más claro una vez que los puestos de trabajo en Estados Unidos vuelvan a ser abundantes", precisaron en 2011.

También explican cómo los cambios en los flujos y en las políticas reconformaron a las poblaciones de migrantes en ambos países y cómo los gobiernos han reaccionado ante estos cambios.

Pero más allá de los migrantes están los inmigrantes, es decir quienes radican en Estados Unidos. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México en diversos análisis ha referido que los 11.7 millones de mexicanos que residían en Estados Unidos en 2011 representaban 29 por ciento de los inmigrantes y 4 por ciento de la población total estadunidense. La mayoría vivía en California (37 por ciento, 4.3 millones) y en Texas (21 por ciento, 2.5 millones), las dos mayores economías estatales.

"De acuerdo con el Migration Policy Institute, a partir de datos del US Census Bureau, las principales ciudades con inmigrantes mexicanos son Los Ángeles (15 por ciento, 1.7 millones), Chicago (6 por ciento, 684 mil) y Dallas (5 por ciento, 610 mil), cuyas economías crecieron por encima de la media nacional en 2011. Los mexicanos en Estados Unidos, incluidos los de segunda y tercera generación, contribuyen con 8 por ciento del PIB de Estados Unidos", puntualiza.

También resalta la contribución de los mexicanos a la economía del vecino país, porque 40 por ciento de las empresas del Fortune, 500 fueron fundadas por inmigrantes de primera y segunda generación, las cuales crean 10 millones de empleos.

Además, dicen con base en un estudio de Partnership for a New American Economy (PNAE), "28 por ciento de los negocios creados en 2011 son propiedad de inmigrantes, y emplean a 10 por ciento de los trabajadores estadounidenses. Los mexicanos representan 12 por ciento de los inmigrantes dueños de pequeños negocios en Estados Unidos. Alrededor de 570 mil empresas en Estados Unidos, más de 1 de cada 25, son propiedad de inmigrantes mexicanos, y generan anualmente 17 mil millones de dólares en ingresos.

Y según el Center for American Progress, las mujeres inmigrantes son más propensas a tener su propio negocio que las mujeres nacidas en Estados Unidos, 9 por ciento en contraste con 6.5 por ciento.

La contribución de los mexicanos

A favor de los mexicanos en los Estados Unidos, la cancillería dice más en el trabajo publicado, al hacer notar que el mercado hispano es fundamental para la prosperidad estadunidense.

"Los hispanos, específica, son el mayor mercado minoritario del país, y el gasto global de los consumidores estadunidenses impulsa 70 por ciento del PIB de Estados Unidos. De acuerdo con un estudio del Selig Center de la Universidad de Georgia, el poder de compra de los hispanos superaría 1.5 trillones de dólares en 2015, cerca del 11 por ciento del total de Estados Unidos".

Asimismo, con fundamento en planteamientos del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, CEMLA y el Banco de México, en 2009, el salario mensual promedio de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos fue de 2 mil 190 dólares estadunidenses y el monto promedio mensual de una remesa fue 317 dólares. Por lo tanto, más de 87 por ciento del salario de los trabajadores mexicanos fue gastado en la economía estadunidense.

Otra cuestión más es que los inmigrantes contribuyen con los programas sociales estadounidenses, ya que desde 2000, el Sistema de Administración de Seguridad Social ha recibido casi 90 mil millones de dólares por concepto de descuentos a los salarios de los trabajadores que usan números de seguro social que no coinciden con los registros oficiales. MEDICARE, ha recibido casi 21 mil millones de dólares.

Además, en 2010, las familias encabezadas por inmigrantes indocumentados pagaron 11.2 mil millones de dólares en impuestos estatales y locales (1.2 mil millones en impuestos sobre la renta, 1.6 mil millones de dólares en impuestos sobre la propiedad y 8.4 mil millones de dólares en impuestos sobre las ventas), de acuerdo al Institute for Taxation and Economic Policy.

Los inmigrantes, agrega, pagan aproximadamente mil 800 dólares más en impuestos de lo que reciben en beneficios públicos, según el Americas Society/Council of the Ameritas (febrero 2013). De la población total de entre 20 y 39 años, segmento que financia en su mayoría el sistema de seguridad social, 18 por ciento son inmigrantes y 6 por ciento son inmigrantes nacidos en México de acuerdo al planteamiento de la Fundación BBVA Bancomer, 2012.

Un planteamiento más en el análisis de la SRE es respecto de la integración de los inmigrantes a la sociedad estadounidense. En 2011, explica, 143 mil 446 mexicanos obtuvieron la residencia permanente (89 por ciento por relaciones familiares con ciudadanos estadounidenses). Conforme el Pew Research Center, los hijos adultos de padres inmigrantes se integran mejor como grupo a la sociedad estadunidense.

Además, en términos de identidad, 60 por ciento de los hispanos de segunda generación se consideran a sí mismos como "estadounidenses típicos", el doble que los inmigrantes de primera generación.

Algunos datos más que proporcionan refiere, según información del Migration Policy Institute (datos del American Community Survey), que de los 17.1 millones de menores de edad que viven en un hogar de inmigrantes, 7.2 millones tienen al menos un padre nacido en México (42 por ciento) y la mayoría de ellos (89 por ciento) nació en Estados Unidos.

En indocumentados, escasa la variación

Por otra parte, en relación a la dinámica demográfica en América del Norte, aseguran que se ha transformado. La base de la apreciación son las cifras del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés). Dicen: si bien la población indocumentada proveniente de México se ha mantenido como el grupo de mayor tamaño, su escala no ha variado en años recientes (entre 7 y 6.5 millones).

Añaden datos de una encuesta de Gallup. Indican que la proporción de personas que consideraría emigrar de México disminuyó de 21 por ciento en 2007 a 11 por ciento en diciembre de 2012, cifra igual a la registrada por la encuesta en la población estadunidense.

En cuanto al trabajo que desarrolla el gobierno mexicano, que el gobierno de México tiene diversos programas para mantener los vínculos con sus ciudadanos en el exterior, y para que puedan mejorar su calidad de vida y ampliar sus contribuciones a las comunidades en que residen.

Coordinadamente con autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil, México invierte recursos en esquemas de educación y salud, inclusión financiera y oportunidades económicas, así como para aumentar su participación cívica y cultural.

Considera en el Instituto de los Mexicanos en el Exterior que un marco regulatorio acorde a nuestra realidad "permitirá que América del Norte siga siendo una región de oportunidades para todos".

Resalta: "La discusión actual sobre una reforma migratoria es una gran oportunidad para el futuro de Estados Unidos, y de América del Norte en su conjunto. Los países compiten juntos en los mercados globales y las compañías establecidas en América del Norte han logrado ser más exitosas al tomar ventaja de las complementariedades de nuestras economías".

Un marco migratorio mejorado que responda a las necesidades del mercado global podría estimular el crecimiento económico y la prosperidad en Estados Unidos y en toda la región, agrega.

Además habla de las contribuciones de los mexicanos a la economía y sociedad estadounidense acerca a nuestros países, pero menciona "no hay que olvidar que lo que está a discusión son las vidas y aspiraciones de millones de personas".

Finalmente, específica por qué el interés de México en este proceso: se debe a su compromiso con incrementar las oportunidades y el bienestar de sus ciudadanos, tanto en el interior como en el exterior.


Descarga la aplicación

en google play en google play