Escúchenos en línea

Enjuician a empresarios de Missouri por contratar indocumentados

LaVoz.com. Desde Kansas City, Missouri. | 19 de Junio de 2007 a las 00:00
Dos hombres, propietarios de una empresa de tejados que opera en los estados de Missouri y Kansas, son acusados de contratar a inmigrantes indocumentados, en algunos casos trabajadores que ya habían sido deportados y que volvieron a ingresar ilícitamente a Estados Unidos, dijo la fiscalía. Un encausamiento por 15 delitos, que fue entablado el 29 de mayo pero que no se divulgó hasta que se hicieron los arrestos el lunes, identifica a los dos propietarios, cuatro empresas y siete mexicanos sospechosos de trabajar en el país ilegalmente. El fiscal federal John Wood dijo que las autoridades creen que las empresas de tejados utilizaban "un modelo de negocio que depende de la contratación de inmigrantes indocumentados". "En el auto de acusación se indica que cuando sus trabajadores fueron arrestados y deportados, el dueño del negocio contribuyó monetariamente para regresarán de contrabando al país unos días después, a fin de que siguieran trabajando para él", destacó Wood. Los principales acusados son Tony Evans, de 48 años, de Stilwell, Kansas, y Luis Hernández Bautista, de 33 años, de Kansas City, Misurí, un mexicano que fue arrestado en 2001 como inmigrante indocumentado pero que ahora es residente legal en Estados Unidos. Evans fue presidente hasta febrero de 2006 de la compañía Mid-Continent Specialists, con oficinas en el área de Kansas City y otras en Pensacola, Florida, y Gulfport, Misisipí. En el encausamiento se incluye a las empresas Mid-Continent Specialists y a Metro Roofing, otra empresa creada por Evans. Asimismo fueron acusadas las empresas LH Roofing y LHB Roofing, que fueron creadas por Hernández Bautista y tienen registro de Kansas. El auto de acusación señala que funcionarios federales de inmigración arrestaron a Hernández Bautista y a otros 22 inmigrantes indocumentados en marzo de 2001 mientras trabajaban en el área de Ozarks para la firma Mid-Continent Specialists. Muchos de ellos fueron deportados a México, pero Hernández Bautista pagó una fianza de 3.000 dólares y continuó en Estados Unidos, dice el encausamiento. Según el auto acusatorio, Mid-Continent Specialists y Evans le dieron a Hernández Bautista unos 11.000 dólares en abril de 2001 para que gestionara el regreso ilegal de los trabajadores deportados. Hernández Bautista recibió el estatus de residente permanente en el mismo mes y creó una empresa que trabajaba con trabajadores indocumentados como subcontratistas para Mid-Continent Specialists, agregan los documentos judiciales. El encausamiento señala que el acuerdo dio como resultado el pago de más de 6 millones de dólares a inmigrantes indocumentados.

Descarga la aplicación

en google play en google play