Escúchenos en línea

Obispos piden a católicos que auxilien a los inmigrantes

Madrid. Agencias. | 12 de Enero de 2014 a las 12:58

Los obispos de la Comisión Episcopal de Migraciones piden a los católicos que sigan abogando “para que no se niegue el auxilio y la asistencia a los inmigrantes en situaciones de peligro para la vida”.

Así lo afirman en un mensaje firmado los prelados que conforman la citada comisión de la Conferencia Episcopal Española (CEE), difundido con motivo de la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2014, que se celebra el 19 de enero.

El mensaje añade que esa defensa de los inmigrantes debe ser “para que no se llegue a penalizar la asistencia humanitaria a los mismos, para que sean tratados siempre con el debido respeto, para que nunca se den detenciones arbitrarias, para que se busquen alternativas más dignas a los Centros de Internamiento y para que los internos gocen de la atención social y religiosa necesaria”.

La CEE anima a las parroquias a que “procuren la existencia de grupos interculturales” y promuevan la fraternidad entre los fieles con diversas procedencias, para integrar a aquellas personas que proceden de otros países y que comparten la mismas creencias.

El documento también se acuerda de “aquellos españoles que ahora se ven obligados a emigrar por falta de trabajo”, para que sepan “que encontrarán siempre abiertas las puertas de nuestras misiones católicas en Europa, como lo hicieron en otros momentos”.

La Comisión de Migraciones basa sus argumentos, más que en las palabras del Papa (que entiende la inmigración como un espacio para “la nueva evangelización), en las obras de Francisco, como su famosa visita a la isla italiana de Lampedusa. “A la vez que elevaba su oración por los fallecidos, quiso, con su palabra y sus gestos, tan significativos, sacudir la conciencia en Europa y de toda la humanidad”, añaden los obispos, en referencia al pontífice argentino.

Siguiendo la línea vaticana los prelados añaden: “En un mundo rico, que se defiende impidiendo la entrada de los pobres, se necesitan, más que las ‘vallas’, la solidaridad, la acogida, la fraternidad y la comprensión”.

Asimismo, defienden que los emigrantes y los refugiados “no son peores sobre el tablero de la humanidad”, sino personas que abandonan sus casas “por muchas razones” y “que comparten el mismo deseo legítimo de conocer, de tener, pero sobre todo de ser ‘algo más’”.

LÓGICA EGOÍSTA

Aunque “cada vez son más numerosas las personas conscientes de la aportación que los inmigrantes han supuesto y siguen suponiendo para nuestro país” (y ponen el ejemplo de “quiénes son los cuidadores de muchos de nuestros ancianos”), los miembros de la Comisión Episcopal de Migraciones critican “la lógica egoísta” que impera en gran parte de la sociedad occidental. “A los inmigrantes les abrimos las puertas cuando los necesitamos y se las cerramos cuando su presencia choca con nuestros intereses”, se quejan los obispos.

Los miembros de la Comisión de Migraciones son los responsables de la diócesis de Albacete (monseñor Ciriaco Benavente), Tui-Vigo (monseñor Luis Quinteiro) y Solsona (monseñor Xavier Novell). También forma parte de este organismo el sacerdote José Luis Pinilla, como director del Secretariado de la citada Comisión.


Descarga la aplicación

en google play en google play