Escúchenos en línea

Latinos frustrados por problemas en la página de seguro médico en EEUU

Washington. Agencias. | 13 de Enero de 2014 a las 17:14

Los usuarios en la Unión Americana (EEUU), que intentan usar la página en Internet del seguro médico en español han quedado frustrados debido a su contenido.

La página CuidadoDeSalud.gov fue inaugurada hace más de dos meses después de lo programado, pero además los enlaces no funcionan y las traducciones son tan defectuosas que sus detractores afirman que debieron ser hechas por un computador.

"Cuando uno comienza a leer los detalles de los planes, no todo está escrito en español, sino en spanglish, por eso terminamos traduciendo para ellos", expresó Adrian Madriz, quien ayuda con la inscripción al seguro médico en Miami.

Las fallas subrayan los titubeantes esfuerzos por hacer que los latinos se suscriban al seguro médico de acuerdo con lo establecido por la nueva ley de salud. Los críticos sostienen que debido a varios problemas, incluyendo los relacionados con la página electrónica, muchas personas para las que se diseñó la ley han quedado fuera del primer intento de cobertura.

Las autoridades federales de Estados Unidos, aseguran que han trabajado para mejorar la página y esperan pronto más mejoras. Además, los administradores dicen que están abiertos a la retroalimentación y que tratarán de solucionar los errores de escritura rápidamente.

"Lanzamos herramientas de inscripción en español amigables con el usuario en CuidadoDeSalud.gov en diciembre, lo que representa una forma más para que los latinos se inscriban en los planes de salud", indicó Richard Olague, vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

"Desde el lanzamiento, seguimos trabajando de cerca con los principales participantes para obtener retroalimentación y poder mejorar la experiencia para aquellos usuarios que visitan la página en internet", señala.

No obstante, los esfuerzos para que la gente que habla español se inscriba no han sido suficientes en varios estados con grandes poblaciones latinas, y los críticos dicen que la versión traducida de HealthCare.gov pudo contribuir a aumentar esos números.

En el Estado de California, las autoridades han reconocido la necesidad de mejorar, al decir que menos de 5.500 personas se inscribieron en el cibersitio en español en octubre y noviembre, el periodo más reciente del que se tiene registro. Casi 4,3 millones de habitantes de California sólo hablan español, según datos del censo. No está bien claro cuántos de ellos no tienen seguro de salud, pero los observadores dicen que algunos grupos son más vulnerables.

"Por lo general, los que hablan español son los que necesitan inscribirse al seguro de salud", expresó Verónica Plaza, profesora de español médico en la Universidad de Nuevo México. "Ellos son los que podrían aprovechar el apoyo".

En Florida, las autoridades sanitarias no han dicho cuántos de los casi 18.000 inscritos en octubre y noviembre eran latinos, pero este grupo representa casi una tercera parte de los 3,5 millones de personas que no tienen seguro médico en el estado. Unas 1,2 millones de personas en el estado sólo hablan español.

En todo EEUU aproximadamente el 12% de los 317 millones de habitantes sólo hablan español, pero funcionarios federales han dicho que menos de 4% de las llamadas a una línea de atención nacional fueron de personas que únicamente hablaban español el mes pasado.

En cuanto al idioma, la profesora Plaza agregó que un análisis que hizo junto con sus estudiantes concluyó que las traducciones fueron realizadas por "un proceso generado por computadora". "Hay problemas con los verbos y el orden de las palabras dificulta entender las oraciones", señaló.

"En mi opinión, el sitio no funciona", expresó Grettl Díaz, una cubana que vive en Miami y trabaja en una gasolinera como cajera. Después de que no pudo inscribirse usando CuidadoDeSalud.gov, llamó al teléfono de ayuda en español, pero le dijeron muchas veces que tenía que esperar porque el cibersitio estaba caído. "Estoy muy frustrada", dijo en una entrevista el mes pasado. "Pasé al menos una semana al teléfono y no lo pude hacer".

Díaz, de 37 años de edad, acudió con un asesor y ahora está esperando un correo electrónico de las autoridades de salud donde le digan que ya puede procesar su solicitud.


Descarga la aplicación

en google play en google play